¿Por qué hay personas que comen mucho y no engordan? II Ciencia

Esto podría tener que ver con el azar genético.

La alimentación es un equilibrio que es difícil mantener estable. Pero no sólo por nuestros hábitos –aunque éstos sean muy importantes–, sino también por nuestra carga genética.

Quizá te parezca extraño que exista gente que puede comer mucho y no engordar –pese a llevar un estilo de vida quizá relativamente sedentario–, o que, por el contrario, también estén los que comen muy poco o que tienen dietas hipocalóricas, y aun así padecen sobrepeso u obesidad.

La respuesta a esta extraña paradoja parece estar en nuestro ADN.

En un nuevo estudio dirigido por la Universidad de Cambridge se analizó la arquitectura genética en personas de diversos pesos. Los investigadores estudiaron el ADN de 14,000 personas: 1,622 personas delgadas, 1,985 personas con obesidad severa y 10,433 personas con un índice de masa corporal promedio (IMC).

Después identificaron los genes que están relacionados con la delgadez, y los compararon realizando una prueba de puntuación que mostró el riesgo que cada persona tenía de padecer obesidad, según tuvieran ciertos genes o no.

El riesgo en las personas obesas era más alto debido a una mayor carga de genes –al parecer, involucrados con procesos metabólicos–, que las personas delgadas tenían en menor proporción. 

 

No tenemos tanto control sobre nuestro peso como creemos

comer-mucho-no-engordar-alimentacion-genetica-peso-corporal-herencia

Estos hallazgos hacen pensar a los investigadores que nuestra relación con la comida es más compleja de lo que podríamos creer. Según precisó Sadaf Farooqi, directora del estudio:

Esta investigación muestra por primera vez que las personas delgadas y sanas generalmente son delgadas porque tienen una carga menor de genes que aumentan las posibilidades de que una persona tenga sobrepeso.

A ello añadió algo que es importante que reflexionemos colectivamente:

Es fácil apresurarse a juzgar y criticar a las personas por su peso, pero la ciencia muestra que las cosas son mucho más complejas. Tenemos mucho menos control sobre nuestro peso de lo que podríamos pensar.

Otros estudios han hecho hincapié no sólo en la genética de nuestro peso corporal, sino también en cómo algunos tipos de comida –sobre todo la procesada e industrializada– son capaces de modificar nuestra conducta alimenticia. En un estudio de la Universidad Nacional Autónoma de México se comprobó que no comemos mucho por falta de voluntad, sino porque mucho de lo que comemos interfiere directamente en el funcionamiento de nuestro cerebro.

Sabiendo esto, será importante avanzar sobre nuevas dinámicas de alimentación: no sólo crear nuevas soluciones a la obesidad, que actualmente es epidémica, sino también encontrar maneras más saludables de vivir que no hagan que quienes tienen tendencia a la obesidad entren a un laberinto sin salida.

 

* Imagen principal: Twiggy, edición Ecoosfera



El destino es hermoso: a esta joven su novio le salvó la vida (mucho tiempo antes de conocerla)

Una historia que te hará querer salir a donar sangre ya.

Cuando uno escucha ciertas historias, se convence de que todo en el universo está conectado. No puede haber otra moraleja para el curioso caso de la taiwanesa Lin Xiaofen, quien sufrió un accidente automovilístico hace 11 años, tras el cuál necesitó una transfusión de casi 5 litros de sangre.

En aquel entonces no conocía a quien sería su novio, Lian Zhicheng , con quien comenzó una relación 7 años después. Cuando Lin tuvo el valor de revivir la historia de su aparatoso accidente y le contó de éste a su novio, éste le preguntó si acaso no podría haber sido su sangre la que usaron en aquella ocasión. Y es que, por aquel entonces, Lian era un donador regular de sangre.

historias-conmovedoras-curiosas-donacion-sangre-pareja-buenas-noticias-2 copia

Fue entonces cuando Lin decidió pedir información al hospital sobre el donador cuya sangre y plaquetas le habían salvado la vida. Según le contó a Pear Video:

Cuando me dijeron que era Mr. Lian de Hsinchu, me sorprendí. 

El novio de Lin le salvó la vida antes de conocerla. Así, sin saberlo, ya habían tenido un contacto más íntimo que cualquier pareja normal: la sangre de Lian ya corría por las venas de Lin, en una romántica simbiosis que es digna de la literatura.

Aprovechando este hallazgo extraordinario, Lin aprovechó para instar al público a donar sangre de una original manera:

Dona sangre. Tal vez tengas la oportunidad de salvar la vida de tu futura esposa

Además de ser una de esas historias que reviven el ánimo, es también una excusa para recordarnos a todos la importancia de donar sangre. Junto con otras historias extraordinarias, como la del hombre que ha salvado a millones de bebés sólo donando sangre, debería bastarnos para ir a donar sangre ya.

historias-conmovedoras-curiosas-donacion-sangre-pareja-buenas-noticias-4

¿Dónde está el centro de donaciones más cercano?historias-conmovedoras-curiosas-donacion-sangre-pareja-buenas-noticias-4

Wow!! Ahora esto es destino! :o muy inspirador, pero, el amor no es para mi, así que……. sí……. :(historias-conmovedoras-curiosas-donacion-sangre-pareja-buenas-noticias-4

El buen karma le llegó, amo su historia.



Animales que cambian de género (sobre la naturaleza performativa del género)

La sexualidad en muchos animales es más diversa que la nuestra… ¿qué significa esto para las identidades que asumimos?

¿Qué significa que el género sea performativo? Significa que asumimos un rol, y que actuamos de acuerdo a él. Tal cosa vuelve crucial para lo que somos en un momento dado, y significa que una serie de efectos se desprenderán de aquello que la normatividad social y las reglas impuestas obligan a cada uno a ser.

Pero al ser precisamente performativo, el género puede deshacerse para transformarse. Esa es quizá la conclusión más importante de Judith Butler, una de las pensadoras feministas más importantes de hoy, quien ha dado un nuevo giro a la postulación universal de Simone de Beauvoir: no se nace mujer, se llega a serlo.

Según Butler:

Nadie “es” un género desde el principio: sé que es polémico, pero tal es mi postura.

genero-performatividad-judith-butler-sexualidad-naturaleza-animales-2

Es decir que el ser mujer u hombre no es un rasgo “natural”, en el sentido que asumen dichos roles en la sociedad humana. Para Butler, el género es más bien un resultado del devenir cultural y, como tal, forma parte de ciertas regulaciones y normativas que rigen a la sociedad. Por ejemplo, que sólo se puede ser mujer u hombre, y que la orientación sexual debe ser siempre de un género al otro.

Curiosamente, muchos de quienes luchan por conservar el status quo del género, así como las normas imperantes respecto a los cuerpos y a la sexualidad, justifican sus posturas a partir de lo que sucede en la naturaleza. Esto es, que existen géneros porque nacemos con ciertos órganos, y que cumplimos ciertos roles porque así funciona la naturaleza en su más primigenio sentido: el de permitir a la vida surgir.

No obstante, la naturaleza tiene muchos ejemplos contrarios 
a los rígidos roles sexuales humanos.

Es el caso de los animales que son capaces de cambiar de sexo, como el pez payaso, o de procrear sin machos, como las serpientes. También están los que pueden adoptar características del sexo contrario, como los cardinales. E incluso hay especies cuyo macho es el que da a luz, como en el caso del hipocampo, y hay registro fotográfico de que para los leones macho la homosexualidad no es un problema.

Anguila listón azul

genero-performatividad-judith-butler-sexualidad-naturaleza-animales
Esta especie de anguila nace macho, y se transforma paulatinamente en hembra.

Pez payaso

genero-performatividad-judith-butler-sexualidad-naturaleza-animales-4
Este pez es un hermafrodita selectivo, que puede cambiar de género cuando lo cree necesario.

Cardinal

genero-performatividad-judith-butler-sexualidad-naturaleza-animales
Este cardinal adoptó características de ambos géneros.

Por supuesto que, en la naturaleza, debemos hablar más de sexos que de géneros. Pero haciendo un arriesgado ejercicio de imaginación, pensemos por un momento en la posibilidad de que los humanos pudieramos, naturalmente, cambiar de sexo como estos animales: ¿qué tipo de normas regirían entonces a los cuerpos y a los géneros?

Sin duda serían distintas, pues la permormatividad de la que habla Butler sería parte también de la sexualidad. Por tanto, se admitiría también una performatividad en el género.

Ranas

genero-performatividad-judith-butler-sexualidad-naturaleza-animales-3
Las ranas son un caso interesante: algunas cambian de género espontáneamente, pero los científicos creen que se debe a un efecto de los pesticidas sobre su sexualidad.

Mariposas

genero-performatividad-judith-butler-sexualidad-naturaleza-animales-3
Mariposas como esta pueden ser mitad macho mitad hembra, como lo demuestran sus colores. En este caso se trata de un error genético.
genero-performatividad-judith-butler-sexualidad-naturaleza-animales-2
Algunas especies de serpiente hembra pueden fertilizar sus propios huevos, lo que significa que no necesitan de los machos.

Así, saber que tantos animales son capaces de cambiar o adoptar características del sexo contrario es una fuente de inspiración para repensar nuestros paradigmas, nuestras normas y, en fin: todo el status quo alrededor de los cuerpos, la sexualidad y los roles de género.

Y es que, pese a todos los esfuerzos de Judith Butler y otras pensadoras y activistas, lo cierto es que los estereotipos y los prejuicios nos siguen constriñendo. Aún no hemos logrado subvertir la identidad, lo que sin duda debe suceder en un futuro si queremos evolucionar como especie.