Tras 4 años de espera, la banda británica Coldplay rompió el silencio y presentó su álbum Everyday Life, el cual no tendrá gira internacional por razones ambientales. La ciudad de Amán en Jordania se convirtió en el escenario ideal para plasmar la esencia de Everyday Life.

coldplay-musica-everydaylife-medioambiente
Tim Saccenti

La atmósfera de un sol naciente se asoma en los horizontes de Jordania reflejando la nueva energía con la que Coldplay regresa a la escena musical. Varias personas se dieron cita a través del streaming y otros más en vivo para disfrutar de un repertorio tan clásico como refrescante.

La banda estuvo acompañada de varios artistas como la palestina Norah Shaqur, el nigeriano Femi Kuti, Jacob Collier, el belga Stromae y varios más que inyectaron un estilo centelleante a las colaboraciones de este álbum. Una explosión de diversidad, cultura y creatividad que resulta en un seductor trabajo musical que seguramente estará en el playlist de varios.

Sin embargo, la sorprendente magia que explota en Everyday Life no se origina únicamente en la inspiración musical, pues los integrantes de Coldplay consideran que este álbum también es una oportunidad para marcar una diferencia en la crisis climática.

Por esta razón, Everyday Life es el primer disco de Coldplay que no contará con una gira internacional. Millones de personas no verán a la banda británica durante varios meses, pues los integrantes aseguraron que:

“Nos tomaremos 1 año o 2 para determinar cómo hacer nuestros traslados de forma sostenible o de forma que sean activamente beneficiosos” – señaló Chris Martin.

Una gira internacional le cuesta a la banda aproximadamente 500 millones de euros entre el traslado de cientos de ayudantes, equipo, autobuses, etc. El costo ambiental que consideraron era mucho más grande que el gasto material y, por lo tanto, los integrantes decidieron dejar claro el mensaje de que le harían caso su conciencia.

 

Everyday Life, una nueva perspectiva del mundo 

El álbum mantiene en cada canción una serie de mensajes que apelan a mejorar el presente. Everyday Life es una invitación a ser críticos con la violencia, el uso de armas, con los refugiados, etc. Coldplay ha respondido al imperativo de hablar de ciertos temas sociales a pesar de que se ha caracterizado por ser una banda que empapa de energía y buena vibra a todos sus seguidores.

Siempre hay espacio para la felicidad, pero es más importante la reflexión sobre un mundo que pide urgentemente un respiro en distintas crisis. El nuevo disco de Coldplay es un descanso en medio de tantas problemáticas sociales.

Poco a poco vemos cómo cientos de artistas van tomando su lugar como actores sociales para contrarrestar la crisis. Coldplay decidió que la emergencia climática era algo en lo que podían ayudar, y es por eso que no planearon ninguna gira. Además, Everyday Life es un recurso creativo que apela a pensar sobre el presente y lo que hacemos.

 

Sigue leyendo: Música orgánica: así se han inspirado todos los géneros musicales en la naturaleza