Las 50 ciudades más grandes y densamente pobladas: ¿está tu ciudad aquí?

Así se ven estos masivos territorios urbanizados.

En el 2011 nació en Filipinas el habitante número 7 mil millones, en un mundo donde más del 50% de la población –es decir, más de 3 mil millones– vive en la ciudad.

Esta densidad poblacional y creciente urbanización es apabullante, y al parecer lo será todavía más: se calcula que para el 2050 habrá más de 9,500 millones de personas, la mayoría de las cuales vivirán en ciudades.

ciudades-mas-grandes-pobladas-mundo

 

¿Cuáles son, ahora mismo, las ciudades más grandes y pobladas?

Con datos actualizados sobre la densidad poblacional, el usuario de Reddit Dadapp94 muestra gráficamente las áreas urbanas más grandes a escala, del 1 al 50 y catalogadas según el continente donde se encuentran:

ciudades-mas-grandes-pobladas-densidad-poblacional-urbes-mundo

Lo interesante es que para esta cartografía de la masividad urbana se tomó en cuenta no sólo lo que tradicionalmente era delimitado como “ciudad”, sino las extensiones de las ciudades tradicionales que se han dado en llamar “áreas urbanas”.

Es el caso de México, ciudad que se constituye no sólo por la Ciudad de México, sino por la denominada Zona Metropolitana del Valle de México, la cual abarca otras entidades periféricas, como el Estado de México.

ciudades-mas-grandes-pobladas-densidad-poblacional-urbes-mundo

Así, esta área urbana en México alcanza la impresionante cifra de 22 millones de habitantes en un territorio de 7954 kilómetros cuadrados.

Por su parte, y si se toman en cuenta sus cuatro prefecturas, Tokio es la ciudad más poblada, con más de 34 millones de personas viviendo sobre un territorio de 8,304.87 de kilómetros cuadrados.

Esta visualización de la masificación y el futuro aún más denso que le aguarda a las ciudades –y a sus habitantes– abre la puerta a cientos de reflexiones que giran en torno a una cuestión vital: ¿cómo hacer sustentables a estas ciudades?

ciudades-mas-grandes-pobladas-densidad-poblacional-urbes-mundo

Un imperativo de nuestra generación –y las que están por heredar este mundo urbanizado– es lograr hacer de las ciudades hábitats tan resilientes como todos los ecosistemas de la naturaleza.

La cuestión no está solamente en que haya un control demográfico, sino en que todos tomemos acciones ecológicas, directas y a todos los niveles –individual, barrial, laboral, político–, orientadas a planear las ciudades a partir de enfoques sustentables, y siempre bajo una filosofía del buen vivir urbano para estar en equilibrio con la naturaleza.



Pionero de la realidad virtual ofrece 10 argumentos para borrar tus redes sociales hoy mismo

Puede parecer extremo, pero desconectarte (al menos por un tiempo) de las redes sociales puede traerte importantes beneficios.

Jaron Lanier es conocido por ser uno de los padres de la realidad virtual: en 1985 fundó VPL, la primera compañía del mundo en vender gafas y guantes de RV para videojuegos Pero entre sus múltiples actividades también destacan las artes visuales, la composición musical y la filosofía informática. Ha escrito varios libros en una amplia variedad de temas, casi todos ellos enfocados en la tecnología desde puntos vista sociales, filosóficos y espirituales.

En su más reciente libro, Ten Arguments for Deleting Your Social Media Accounts Right Now (Diez argumentos para borrar tus redes sociales ahora mismo), Lanier sostiene que las redes sociales son tóxicas, nos están volviendo más tristes y nos están aislando de los demás.

Si bien las redes sociales pueden ser una buena fuente de información y conexión con personas interesantes, cada uno de nosotros debe valorar si participar de Facebook, Twitter, Instagram, Snapchat, etc., realmente le da valor a nuestra vida o solamente a las compañías que se benefician con nuestra información.

Estos son los 10 argumentos de Lanier para borrar tus redes sociales hoy mismo:

Nada sutil…

1. Estamos perdiendo nuestro libre albedrío. Los feeds y los anuncios son máquinas de modificación continua del comportamiento que nos afectan de maneras que no percibimos.

2. Dejar nuestras cuentas de redes sociales es la mejor forma de resistir esta tendencia. Esto lastima su modelo de negocios, la causa raíz del problema.

3. Las redes sociales nos están volviendo idiotas.

4. Las redes sociales están destruyendo la verdad. Las noticias falsas, las cuentas bot y los feeds algorítmicos están destruyendo la idea de que existe tal cosa como “la verdad”.

5. Las redes sociales le quitan sentido a lo que decimos, porque le quitan el contexto

También en Ecoosfera: Conoce estas redes sociales alternativas para seguir navegando sin riesgos

6. Las redes sociales destruyen nuestra capacidad de empatía. Debido a que vemos a las demás personas y lo que dicen fuera de su contexto, no es posible para nosotros entenderlas o empatizar con ellas.

7. Las redes sociales nos están haciendo infelices.

8. Las redes sociales no quieren que tengamos dignidad económica. No es económicamente sustentable que millones de personas regalen sus datos y su atención a cambio de ser manipulados al tiempo que las compañías proveedoras de estos servicios ganan miles de millones de dólares.

9. Las redes sociales están haciendo que la política sea imposible al normalizar las noticias falsas y los insultos (una consecuencia directa del argumento número tres).

10. Las redes sociales odian nuestras almas.

Lanier dedica un capítulo de su libro a desarrollar ampliamente cada uno de estos puntos. Por ejemplo, ¿qué tiene que ver el alma (un concepto que puede parecer antiguo para la mentalidad digital) con el acceso a redes sociales? ¿Cómo se mide la infelicidad que supuestamente nos provocan? 

Existe un creciente cuerpo de evidencia que indica que las redes sociales provocan y agudizan casos de ansiedad y depresión, y que a su vez, alejarse (al menos por un tiempo) puede disminuir los síntomas de la depresión.

Si aún necesitas un empujón, aquí te dejamos 5 hacks para revertir tu adicción a las redes sociales. 

 

 

*Ilustración principal: Carolina Cancanilla