De acuerdo con un reconocido estudio a nivel mundial realizado por la Universidad Nacional y Kapodistrian de Atenas y la Universidad de St. Andrews en el Reino Unido, alrededor del 10.6% de la población mundial es zurda. Viviendo en un mundo diseñado para diestros es de esperarse que el cerebro de un zurdo desarrolle ciertas habilidades para adaptarse al entorno.

La lateralidad del cerebro y la clave en un zurdo  

El desarrollo de una persona zurda desde el inicio marca diferencias. Los procesos de psicomotricidad y pensamiento son distintos, ya que todo su cerebro funciona en torno a la preferencia del lado izquierdo de su cuerpo.

cerebro zurdo
Klawe Rzeczy/Rhys Votano

Comencemos por entender lo que realiza cada hemisferio de nuestro cerebro. El hemisferio derecho procesa las emociones y habilidades espaciales, mientras que el izquierdo tiene el control sobre las funciones del lenguaje y procesamiento de la información. Esto es lateralidad cerebral, sin embargo, aunque cada hemisferio realice ciertas actividades no significa que trabajen por separado.

El cerebro está interconectado, crea canales de comunicación de un hemisferio a otro. La única diferencia en los zurdos es que el cerebro, como se dijo antes, prioriza el lado izquierdo, mientras que en una persona diestra resalta el hemisferio derecho. Entonces…

¿El cerebro de un zurdo es distinto?

A grandes rasgos la respuesta es sí. No son físicamente distintos, pero si trabajan distinto. Primero, se debe aclarar que la causa principal que hace a alguien zurdo aún no está bien definida. La Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UUU. declaró que ser zurdo es una cuestión hereditaria, aunque no es del todo predecible.

Se cree que alrededor de 40 genes o más podrían encargarse de definir la preferencia de mano en un feto. Durante el embarazo, según apunta un artículo de Neuropsychologia, los fetos pueden mostrar preferencia por un brazo antes de nacer, lo cual podría predecir el uso de sus manos después del nacimiento.

No obstante, son sólo indicativos ya que hasta ahora no se ha confirmado ningún descubrimiento físico que asegure que un zurdo es distinto. La forma de moverse y pensar el mundo lo es, pero nada más.

cerebro envejecimiento salud mental
Alex Castro

Zurdos en un mundo de diestros

En gran medida el mundo está diseñado para diestros. Esto sugeriría que los zurdos experimentan algunas complicaciones a diario, simplemente porque su hemisferio dominante es el izquierdo y no derecho.

La vida cotidiana se piensa de forma distintas. En este caso, el cerebro decide en los zurdos que el hemisferio izquierdo se adapta mejor a la motricidad. Sin embargo, cuando se actúa en contra de esta disposición pueden experimentarse diferencias en el rendimiento cognitivo y no precisamente negativas.

Algunos estudios, por ejemplo, sugieren que los atletas zurdos podrían tener una ventaja sobre atletas diestros, ya que sus movimiento serían menos predecibles para el hemisferio diestro. Otra ventaja radica en el pensamiento creativo, con un mayor ejercicio del hemisferio izquierdo su percepción creativa está mejor desarrollada.

Los hechos apuntan a que un zurdo tiene una perspectiva única del mundo y el trabajo para adaptarse a un mundo de diestros le permite desarrollar comportamientos y fortalezas que son poco visibles para un diestro. Aún queda mucho por explorar en un cerebro zurdo y lo que puede desprender sobre el desarrollo humano e incluso sobre la misma evolución de la mente.