Desde que en 1995 se descubriera Pegasi b, el primer exoplaneta, los astrónomos han estado descubriendo planetas fuera del Sistema Solar. De diferentes condiciones, algunos con características completamente inhóspitas y otros no tanto, han desfilado ante los telescopios cientos de ellos. Pero aunque suena increíble, entre este puñado de planetas, se han descubierto grupos de exoplanetas con condiciones potencialmente habitables para la vida a los que los expertos han llamado Super-Tierras. Docenas de posibilidades de explorar vida en otros planetas.

Exoplanetas potenciales para la vida 

Se les llama Super-Tierras ya que son similares a nuestro planeta, pero con la diferencia de poseer tamaños mucho mayores. Y no son para nada raros, de hecho, de los 4 mil exoplanetas descubiertos por el Telescopio Espacial Kepler, el 30% de ellos son Super-Tierras. Sin embargo, para que se les considere potencialmente habitables deben cumplir con otras características más.

exoplanetas vida

El éxito de la vida en la Tierra no se dio como una cuestión meramente fortuita, sino que es resultado de una serie de causalidades entre las que se incluye la cercanía al Sol. Quizá si la Tierra estuviera posicionada más alejada del astro mayor, la energía necesaria no habría llegado hasta ella para posibilitar el surgimiento de la vida. Así que la rotación cercana de las Super-Tierras a su estrella primordial, es un factor sumamente importante para considerárseles como potencialmente habitables. Y sólo muy pocos exoplanetas cumplen esta última condición, aunque sí que existen.

Estos planetas son mucho más grandes que el nuestro, pueden superar casi por el doble al de la Tierra. Y justamente es este porcentaje elevado de masa, lo que los astrónomos consideran como una potencialidad para la vida. Esto es porque entre mayor masa posea el cuerpo cósmico, mayor gravedad experimentará. Con ella actuando sobre el aire, las moléculas serán más capaces de generar una atmósfera más densa, que a su vez ayudaría a minar la radiación espacial dañina.

La gravedad es importante 

Y eso no es todo, la gravedad también ocasionaría una mayor erosión en montañas y colinas, dejando una superficie relativamente plana para la habitabilidad, generando a su vez la formación de archipiélagos. Quizá la asociación de esto último con la vida pueda no llegar de inmediato a la mente, pero los archipiélagos son laboratorios por excelencia para la vida. Tan sólo hay que recordar que los archipiélagos en la Tierra, albergan la mayor diversidad, como las Islas Galápagos.

super tierras

En resumen, las Super-Tierras son los planetas más adecuados para la vida. En caso de que las condiciones propicias se dieran en los exoplanetas, serían quizá mejores para la vida que la Tierra misma. Aunque ciertamente llegar hasta ellos sería un desafío enorme para la humanidad. Ya que apenas ha logrado colocar naves espaciales un poco más allá del Cinturón de Kuiper y le restan décadas para desarrollar tecnología que nos lleve a viajes interestelares.