Puede que desde nuestra burbuja protectora los fenómenos espaciales no resulten tan atemorizantes. Gracias a los diferentes escudos planetarios como la atmósfera y la magnetosfera, estamos a salvo de peligros exteriores. No obstante situarse fuera del planeta es exponerse a fenómenos producidos por las interacciones entre los astros que conforman nuestro Sistema Solar. Pero los rovers enviados a Marte por la NASA, están expuestos a muchos de estos fenómenos, justo ahora están a punto de entrar en modo seguro por interposición del Sol.

El Sol, nuestra estrella mayor es un orbe gigante con 1.4 millones de kilómetros de diámetro, es tan grande que podría albergar 109 planetas tan sólo en su superficie. Y al igual que la Tierra, está estructurado por distintas capas. En su centro arde el núcleo, donde las temperaturas son exponenciales y es donde se gestan las explosiones de fusión que producen su calor.

tormentas solares

Más hacia el exterior, el Sol emite gases ionizados a temperaturas altísimas que luego emergen hasta su corona. Esta última es la capa más exterior solar, desde la que se desprenden las llamadas tormentas solares que se extienden hacia todo el Sistema Solar. Este tipo de energía proveniente de las explosiones solares es radioactiva y aunque no puede atravesar la atmósfera terrestre, sí incide en los dispositivos o las ondas que se encuentran fuera de esta.

Conjunción solar marciana

El movimiento de los planetas está por experimentar un fenómeno interesante. La ‘conjunción solar de Marte’ está a punto de suscitarse, lo que significa que la Tierra y Marte no podrán ‘verse’ entre sí, debido a que se posicionarán en lados opuestos del Sol. Este fenómeno ocurre cada dos años cuando el Planeta Rojo se mueve detrás del Sol desde nuestra perspectiva.

Las características del posicionamiento de los tres objetos espaciales, Sol, Tierra y Marte, ocasionarán el bloqueo de las comunicaciones de los rovers que la NASA ha enviado hasta Marte. Las llamaradas solares actuarán como una barrera que interrumpirá las comunicaciones interplanetarias. Por lo tanto, el hecho podría romper con los comandos de los dispositivos y resultar en un comportamiento inesperado.

rovers de la NASA en Marte
NASA

Por esta razón, los ingenieros han decidido activar el modo seguro de todos los dispositivos incluidos los rovers, que actualmente se encuentran en Marte. Lo que incluye tres orbitadores, dos rovers, un módulo de aterrizaje y un helicóptero, artefactos de la NASA que realizan sus tareas de investigación en el Planeta Rojo. Todos estos han sido configurados con comandos simples para ejecutar durante algunas semanas mientras se reestablecen las comunicaciones. La duración de la conjunción irá desde el 2 de octubre hasta el 16 del mismo mes. Periodo en que la NASA quedará incomunicada de sus exploradores marcianos. 

El evento también incidirá en misiones de China, Europa e India. Aunque sus agencias espaciales no han emitido ninguna declaración sobre su actividad marciana durante la conjunción solar. Cabe aclarar que no se trata de una tormenta solar que llegará hasta nuestro planeta, sino de un fenómeno astronómico que bloqueará las comunicaciones interplanetarias. Si las tormentas solares pueden dejarnos sin comunicación terrestre o no, esa es otra historia.