Desde su nacimiento hace unos 4.500 millones de años, la Tierra ha ido ralentizando cada vez más su movimiento de rotación, alargando progresivamente la duración de los días, una nueva hipótesis sugiere que gracias a esto tenemos oxígeno en la atmósfera y, por ende, es la razón de que la vida compleja tomara forma a lo largo de la historia geológica.

La vida humana es simplemente efímera comparada con los millones de años de vida del planeta. La desaceleración en el movimiento de rotación no podría ser perceptible en la escala de tiempo humana, que es sumamente reducida. No obstante, sí que suceden cambios significativos a lo largo de millones de años y uno de estos cambios, sugiere una nueva investigación, es la razón de la oxigenación terrestre.

aumento de oxígeno rotación tierra

El Gran Evento de Oxidación

El ambiente terrícola no siempre fue como lo es ahora. Gracias a información de los fósiles sabemos que hubo un momento en la edad primigenia de la Tierra, donde el agua cubría por completo el planeta y el oxígeno no predominaba. Pero esto cambió con el Gran Evento de Oxidación, un vuelco drástico en el porcentaje de oxígeno. Con anterioridad, los científicos creían que el único factor influyente en este cambio fueron las cianobacterias que surgieron hace unos 2,400 millones de años. Este tipo de algas son capaces de transformar la energía solar mediante la fotosíntesis, en oxígeno.

No obstante, ha surgido una nueva explicación que no sólo toma a las cianobacterias como base para los cambios en los niveles de oxígeno, sino que también relaciona la velocidad de rotación de la Tierra.

“Una pregunta constante en las ciencias de la Tierra ha sido cómo la atmósfera de la Tierra obtuvo su oxígeno y qué factores controlaron cuando se produjo esta oxigenación”, dijo el Gregory Dick, microbiólogo de la Universidad de Michigan y coautor del estudio. “Nuestra investigación sugiere que la velocidad a la que gira la Tierra, en otras palabras, la duración del día, puede haber tenido un efecto importante en el patrón y el momento de la oxigenación de la Tierra”.

cianobacterias
Cianobacterias

La desaceleración de la rotación continúa en aumento

Uno de los componentes importantes de esta teoría es que, pese a que no lo notamos, la rotación de la Tierra está desacelerando. Hace 4.500 millones de años, una Tierra recién formada giraba cuatro veces más rápido que ahora, los días tenían una duración aproximada de 6 horas. Pero luego la Luna comenzó a tener influencia en dicho movimiento. Gracias a la gravitación y la interacción entre la Tierra y su satélite natural, nuestro planeta comenzó a ralentizar sus giros, dando paso a días más largos conforme transcurrieron los años.

Según la investigación, hace 2,400 millones de años, coincidente con el surgimiento de las cianobacterias, la Tierra redujo drásticamente su velocidad, a un ritmo aproximado de 1.8 milisegundos por siglo. 1,400 millones de años atrás los días alcanzaron una duración de 18 horas y la cifra continúa en aumento hasta la duración actual de 24 horas por día.

Las conclusiones de los científicos aseguran que este excedente de luz solar, propició mayor actividad de las cianobacterias que finalmente produjeron las cantidades de oxígeno necesarias para la formación de la vida compleja sobre la Tierra. Así, conectaron los factores astronómicos con los biológicos que posibilitaron nuestra presencia en el planeta. Sin duda, una ‘coincidencia’ asombrosa, que de no haber ocurrido, quizá no estarías leyendo estas líneas.

Referencias:
Klatt, J. Chennu, A. Arbic, K. Biddanda, A. Dick, J. (2021). Possible link between Earth’s rotation rate and oxygenation. Nature Geoscience. 14, 564–570. DOI