Por muchos años la exploración espacial se mantuvo con perfiles bajos. Los países del mundo invirtieron grandes esfuerzos en desarrollar tecnología de observación astronómica y aunque hubo avances en ingeniería aeroespacial, no se han tenido misiones tripuladas. Pero en los últimos años, se han logrado grandes cosas una tras otra. Y ahora hay en puerta no sólo una, sino varias misiones cuyo objetivo es conquistar tanto la Luna como Marte. Y parece que la NASA está muy avanzada en sus planes de exploración, ya que planea construir un reactor nuclear en la Luna para optimizar la vida humana para cuando llegue al satélite natural de la Tierra.

Una estadía a largo plazo en la Luna 

Hace unos meses, la NASA anunció que su próxima gran misión será Artemisa. La primera en considerar una estadía humano-robótica a largo plazo en la Luna. Pero esto trae consigo sus propios desafíos, es decir, cómo se sustentará la vida allá. Establecerse en un planeta u objeto cósmico distinto de nuestro hogar terrestre requiere del poder de la electricidad para suministrar a los dispositivos que posibilitan la estadía a los astronautas.

reactor nuclear nasa luna
NASA

Para ello, la NASA ha incluido dentro de la misión un sistema de energía de superficie de fisión para energía eléctrica eficiente basada en un reactor nuclear. La energía de la superficie de fisión, junto con las células solares, las baterías y el combustible, serían suficientes para proporcionar la energía necesaria para operar los vehículos que se encargarán de explorar la Luna. Además, el reactor nuclear que la NASA pretende construir en la Luna también serviría para producir agua, propulsores y otros suministros vitales.

“La energía abundante será clave para la exploración espacial futura”, explica Jim Reuter, administrador asociado de la Dirección de Misiones de Tecnología Espacial (STMD) de la NASA. “Espero que los sistemas de energía de superficie de fisión beneficien enormemente nuestros planes de arquitecturas de energía para la Luna y Marte. E incluso impulsen la innovación para usos aquí en la Tierra”.

De resultar exitoso este primer reactor nuclear en la Luna, la NASA dice que también podría llevar uno hasta Marte. La Luna es tan sólo la primera parada en la misión Artemisa, pero el fin último es llevar una misión tripulada al Planeta Rojo.

El diseño de reactor nuclear que viajará a la Luna

No se cuenta todavía con un diseño de reactor nuclear para instalar en el satélite natural. Para ello, la agencia espacial estadounidense ha lanzado un comunicado en donde solicita a las empresas de su nación, conceptos de diseño para un sistema de energía de superficie de fisión. El sistema debería poder “funcionar de forma autónoma desde la cubierta de un módulo de aterrizaje lunar o un vehículo de superficie lunar”, se puede leer en el comunicado.

reactor nuclear luna nasa
NASA

La NASA seleccionará a las compañías competidoras para desarrollar diseños iniciales durante un período de 12 meses. Las compañías elegidas participarán en el diseño final del sistema de energía. Así como en la construcción de dicho sistema de energía de fisión calificado para vuelo. Y tras los experimentos debidos y la aprobación, el reactor nuclear se enviará a la Luna en una misión de demostración.