Medio ambiente
Sci-innovación
Cosmos
Natura
Beneficios D
Orbe cultural
Ecotech
Noticias
Hazlo fácil

SCI-INNOVACIÓN

Las tormentas solares van en aumento, una nueva se acerca a la Tierra

Por: Ecoo sfera31 de marzo de 2022

Poco a poco nos acercamos más al pico más álgido del ciclo solar 25, que llevará al Sol a su actividad máxima con la aparición de manchas en su superficie más visible. Es por esto que las tormentas geomagnéticas han ido en aumento y según la NOAA, una de las más recientes se dirige a la Tierra.

¿Por qué las tormentas geomagnéticas van en aumento?

Con anterioridad se creía que las manchas solares eran fenómenos aleatorios ocurridos en la superficie del Sol. Sin embargo, a medida que la ciencia solar crece y se nutre, los investigadores han encontrado que no se trata de apariciones aleatorias, sino que responden a un bucle de 11 años que han llamado ciclo solar. Dentro de este, existen periodos donde el Sol se mantiene en calma, un periodo que recibe el nombre de ‘mínimo solar’. Pero también hay un punto en donde el Sol desata su actividad máxima donde se producen explosiones gigantes como erupciones solares o eyecciones de masa coronal.

En ese sentido, la estrella expulsa una cantidad enorme de material que genera un mal clima espacial, dañando en algunos casos los satélites humanos y en casos extremos, generando una interferencia en los dispositivos espaciales como los rovers en Marte o la Luna.

Desde hace varios meses ya, la NASA había anunciado que el Sol se acercaba a su ‘máximo solar’ de su ciclo número 25, lo que generaría un aumento de manchas solares y a su vez de eyecciones de masa coronal. Por esta razón es que las tormentas geomagnéticas han ido en aumento en los últimos años y continuarán de esta forma hasta que el ciclo solar culmine en 2027.

Tormenta solar se dirige a la Tierra

No siempre este tipo de material sale disparado hacia nuestro planeta pero cuando lo hace, interacciona con el campo magnético terrestre que se comporta como un escudo. El plasma choca de lleno con la magnetósfera (capa del campo magnético) y genera lo que conocemos como tormentas geomagnéticas. Y aunque estos fenómenos no son un peligro en la mayoría de los casos, sí que pueden generar interferencia en las comunicaciones de radiofrecuencia, aunque en casos muy extremos.

Pero existe otra forma en la que podemos distinguir la acción del viento solar en la magnetósfera y estas son las auroras polares. Las auroras polares se presentan anualmente de forma normal en los polos de la Tierra, pero cuando lo hacen en temporadas fueras de lo esperado es debido a las ráfagas de material expulsado por el Sol.

Recientemente la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de los Estados Unidos (NOAA), ha detectado 17 erupciones solares provenientes de una mancha solar de las cuales dos van directamente hacia la Tierra. Ambas erupciones solares se han fusionado en algo llamado “eyección de masa coronal caníbal” cobrando mayor fuerza, este material se precipita hacia nosotros a una velocidad de 3 millones de kilómetros por hora. Según la NOAA, la eyección solar caníbal se estrellará con nuestro campo magnético la noche del 31 de marzo, ocasionando una tormenta geomagnética G3.

Las tormentas están clasificadas por su intensidad, el G3 está catalogado como una tormenta fuerte y aunque cabe aclarar que no es dañina para la vida, podrán avistarse auroras boreales en el norte y sur de Estados Unidos. Es probable que la fuerza del viento solar provoque luces del norte en estados como Pensilvania, Iowa y Oregon.

En cuanto a las comunicación, se espera que únicamente se experimenten intermitencias en la navegación satelital, de radiofrecuencia y de baja frecuencia. Los efectos se mantendrán hasta el 1 de abril, día en que la tormenta culmine.


Recomendados: Enlaces promovidos por Taboola: