Medio ambiente
Sci-innovación
Cosmos
Natura
Beneficios D
Orbe cultural
Ecotech
Noticias
Hazlo fácil

SCI-INNOVACIÓN

Tormentas solares sacudieron a la Tierra y así se vivieron

Por: Ecoo sfera16 de marzo de 2022

En días pasados el Sol experimentó una eyección de masa coronal que liberó una llamarada de plasma dirigida en parte hacia la Tierra. El choque del plasma solar con la magnetósfera terrestre ocasionó dos tormentas solares que ya comenzaron a verse reflejadas y así influyeron en nuestro planeta.

Auroras boreales inusuales

Según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de los Estados Unidos (NOAA), las consecuencias derivadas de dos tormentas solares masivas se pueden apreciar desde el polo norte hasta el estado de Nueva York. Ya se había predicho que la nube de plasma liberada desde las líneas de flujo del campo magnético del Sol, llegaran hasta la Tierra y provocaran con esto perturbaciones en la magnetósfera. La NOAA y la NASA advirtieron que la mayor sacudida de la magnetósfera terrestre ocurriría entre el 14 y 15 de marzo de 2022.

Sin embargo, las tormentas geomagnéticas que fueron catalogadas en un nivel G2 por parte de la NOAA, que es un nivel moderado de actividad, no representan peligro alguno para la vida en la Tierra. Por consecuencias, se refiere a las luces polares que se han podido apreciar en regiones más céntricas de lo habitual.

Toda la región norte del globo terráqueo pudo apreciar la aparición de las llamadas auroras boreales como consecuencia de la interacción del plasma al entrar en contacto con el campo magnético de la Tierra. Pero las auroras pudieron observarse también en regiones más hacia el ecuador de lo habitual, como el estado de Nueva York en Estados Unidos.

Si bien es cierto que con anterioridad se ha dicho que las tormentas geomagnéticas pueden tener afectaciones directas en las radiocomunicaciones, así como dañar a ciertos satélites, no representan amenaza alguna para la vida.

Escala de tormentas geomagnéticas

Tanto la NOAA como otras instituciones encargadas de vigilar el comportamiento de los vientos solares, las eyecciones de masa coronal y su influencia en la magnetósfera terrestre, tienen una escala para catalogar la intensidad de las tormentas geomagnéticas. La escala va desde el 1 hasta el 5, siendo el 1 el más bajo y 5 el más intenso. Gracias a esto, se puede predecir el clima espacial que luego impactará de lleno en el campo magnético terrestre y con ello, se pueden saber las consecuencias en nuestro planeta.

Las tormentas que sacudieron a la Tierra en los últimos días están catalogadas como G1 y G2 acorde con los reportes de la NOAA. La primera ocurrió el 14 de marzo y tuvo una intensidad de G2 (moderada), mientras que la segunda, la más leve (G1), se pudo apreciar el 15 de marzo. Ambas tormentas se desprenden de la eyección de masa coronal que el Sol liberó el día 10 de marzo.

Estas tormentas no son causa de alerta, la única consecuencia visible es la producción de auroras boreales en regiones más céntricas de lo habitual. Y pese a que históricamente se tienen registros de afectaciones a las comunicaciones por radio, como el reciente daño severo que sufrió una flota de satélites de la empresa Starlink de Elon Musk, no se han reportado afectaciones a las comunicaciones de radio derivadas de las tormentas geomagnéticas del 14 y 15 de marzo.


Recomendados: Enlaces promovidos por Taboola: