Medio ambiente
Sci-innovación
Cosmos
Natura
Beneficios D
Orbe cultural
Ecotech
Noticias
Hazlo fácil

SCI-INNOVACIÓN

El segundo bisiesto desaparecerá para siempre

Por: Ecoo sfera23 de noviembre de 2022

Los segundos intercalares o bisiestos están presentes en nuestros relojes aunque no seamos capaces de notarlos. Uno podría pensa que el tiempo es una medida exacta que nos marca los ciclos necesarios para funcionar en la Tierra, no sólo el ciclo circadiano, sino la contabilización del tiempo para la tecnología y sus dispositivos que requieren una hora exacta para poder ser funcionales. Pero el tiempo como lo conocemos, es una medida inventada por el hombre y como tal, es imperfecto.

El hombre ha encontrado dos maneras distintas de establecer la medida del tiempo. La primera es la más conocida, se obtiene de los cálculos del movimiento de rotación, es decir, cuánto tarda exactamente la Tierra en dar un giro sobre sí misma. La otra forma es a escala microscópica, se obtiene a través de los llamados relojes atómicos que usan las vibraciones de átomos de cesio para medir el tiempo de manera increíblemente exacta.

El problema principal es que la Tierra es caprichosa y compleja, y no siempre tarda lo mismo en girar sobre sí misma. Es aquí donde se produce un desfasamiento en los relojes que están increíblemente cronometrados, ya que aunque las variaciones de duración de los días son desde luego muy pequeñas, a la larga se van acumulando hasta completar un segundo.

Para evitar estos desfasamientos, la Oficina Internacional de Pesos y Medidas (BIPM), responsable de la norma internacional que fija los relojes el mundo, se ha tenido que inventar los segundos intercalares o bisiestos, que son de alguna manera como los días que agregamos a los años bisiestos, de ahí su nombre.

Cuando existe un desfasamiento entre el tiempo astronómico y el tiempo universal, que es el que todos usamos, se agrega un segundo intercalar a los relojes. Hasta el año de 2022 se han agregado 27 segundos intercalares en distintos años, el último fue en 2016.

No habrá más segundos intercalares

Para los humanos los segundos intercalares pasan prácticamente desapercibidos, pues es un lapso de tiempo tan pequeño que ni siquiera somos capaces de notarlos. El problema viene cuando se trata de dispositivos satelitales o informáticos que requieren de una hora perfectamente cronometrada para poder funcionar. Los segundos intercalares pueden causar desajustes incluso en tecnología asociada a los viajes espaciales.

Es por esta razón que la Oficina Internacional de Pesos y Medidas, ha tomado la decisión de desaparecer para siempre los segundos intercalares a partir de 2035. Por ahora los relojes seguirán aumentando un segundo cada que se requiera, pero a partir de 2035 ya no se harán ajustes entre el tiempo astronómico y el universal.

La decisión se tomó luego de la reunión de los 59 Estados miembro durante la Conferencia General de Pesos y Medidas, celebrada el pasado viernes en París. La jefa del departamento de BIPM, dijo a AFP que la decisión posibilitará “un flujo continuo de segundos sin las discontinuidades que actualmente provocan los segundos bisiestos irregulares”.

Luego del año estipulado, la BIPM dejará que el tiempo astronómico y el atómico se vayan distanciando paulatinamente. No será hasta la próxima conferencia que se celebrará dentro de 4 años, que los físicos decidirán los ajustes pertinentes para volver a sincronizar ambos relojes.


Recomendados: Enlaces promovidos por MGID: