PUBLICIDAD

SCI-INNOVACIÓN

La icónica radiografía del pie de Nikola Tesla tomada por él mismo

El inventor serbio Nikola Tesla es ampliamente reconocido por sus experimentaciones en el campo del electromagnetismo y las ondas de radio. Básicamente gracias a él es que hoy en día la humanidad basa su estilo de vida en la energía eléctrica y además, sentó las bases para el envío de señales inalámbricas. Pero quizá uno de sus trabajos que menos se asocia a él, son sus experimentaciones con rayos X que también formaron parte de sus invenciones y de hecho, existe una icónica radiografía de uno de sus pies.

Tesla y los rayos X

Tesla comenzó a experimentar con la energía de radiación a finales del siglo XIX, específicamente en el año de 1894. Durante esta temporada, el inventor serbio construyó lo que él llamaba ‘gráficos de sombras’, que era un tubo de vacío de alta energía que funcionaba con la salida de una bobina Tesla, su invento más reconocido de todos.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Para probar su funcionamiento, Tesla utilizó al único modelo que tenía a la mano; a sí mismo. Puso a funcionar su cámara de gráficos de sombras y la accionó mientras exponía a ella uno de sus pies. El resultado desde luego que es asombroso, ya que prácticamente desvelan el esqueleto del inventor, a la par de la estructura metálica que componían su zapato. Los ovillos metálicos por donde se entrecruzan las agujetas, son muy evidentes en la fotografía de rayos X de Tesla. Además, también se desvela la manera en la que los zapateros le daban forma a los tacones en la suela de los zapatos, con diferentes clavos para darle sostén al calzado.

Lamentablemente su estudio se vio envuelto en un incendio devastador en el año de 1895, mismo que acabó con gran parte de los inventos del Tesla. Es posible que si esto no hubiera sucedido, Nikola se hubiera adelantado al físico alemán Wilhelm Röntgen, quien publicó un informe completo sobre el uso de rayos X. De no haber perdido su equipo de investigación, quizá Tesla sería ahora reconocido como el inventor de la máquina de rayos X.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Pero Tesla era un hombre completamente apasionado por la ciencia y pese a que Röntgen fue reconocido por el descubrimiento de los rayos X, él continuó con su experimentación al respecto. Más adelante también pudo conseguir una imagen de radiografía de su mano izquierda expuesta a los rayos X. De hecho, fue él quien señaló los beneficios de utilizar este tipo de tecnología con fines de exploración médica.

Sugirió su uso en la medicina

Al señalar que los rayos X mostraban imágenes muy distintas de los cuerpos de mayor densidad a los cuerpos más opacos, sugirió que serían de gran utilidad para encontrar objetos extraños en el cuerpo y además, como una vía de detección de enfermedades pulmonares.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Y aunque en aquel entonces no se conocían los daños potenciales de exponerse a ondas de radiación, con la experimentación Tesla poco a poco se fue dando cuenta de que la distancia y el tiempo de exposición, eran factores cruciales para poner el cuerpo humano a salvo de las consecuencias de los rayos X.

Tesla ha sido uno de los inventores más prolíficos en la historia del desarrollo tecnológico, cuenta con más de 300 patentes, aunque en su tiempo no todas tuvieron éxito y el inventor serbio, murió en el hotel New Yorker a la edad de 86 años en completa soledad y en la quiebra.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD