PUBLICIDAD

SCI-INNOVACIÓN

Qué son las olas y cómo se forman en el vasto océano

La causa de las olas del océano es una de las incógnitas que surgen cuando nos colocamos ante la vastedad del mar y la ciencia tiene unas cuantas respuestas para aclararnos el movimiento ondulante de las mareas.

Qué causa las olas del océano

El océano es la superficie en donde más evidente se hace el comportamiento de las ondas, nunca está quieto y siempre genera movimiento. No hay un solo momento en donde el vasto océano presente quietud, ya sea que lo observe desde la seguridad de la playa o desde un bote en medio del agua, la inmensidad de una masa gigantesca de agua genera respeto. Pero entonces surge la duda, qué es lo que causa las olas del océano.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

La respuesta inmediata es la más evidente de todas; en realidad el viento es la causa más común de las olas, aunque no es la única, ni la más simple. Cuando el viento sopla genera una fricción entre él y la capa más superficial del agua, a estas se les llama ondas superficiales y son el tipo de movimiento más común que se observa.

Luego las perturbaciones ocasionadas por el viento u ondas superficiales, continúan expandiéndose por el agua hasta crear una cresta que es posible observar a o largo de la costa, lo que llamamos oleaje.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

También hay que tener presente que el agua en realidad no viaja, lo que sucede es una transmisión de energía que excita el fluido, pero no es per se que las moléculas de agua se desplacen a grandes distancias, sino que es la energía la que se mueve. Tan es así que si no hay nada que la obstruya, la energía de las olas puede viajar a través de toda una cuenca oceánica.

Huracanes y olas

Los huracanes son una perturbación gigantesca en la dinámica atmosférica y por ende, son capaces de generar fuertes vientos. Mayores vientos a su vez, es sinónimo de olas mucho más fuertes. La diferencia con las ondas superficiales, radica básicamente en la magnitud.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

A las olas provocadas por huracanes, tifones y toda perturbación atmosférica, se llaman marejadas ciclónicas. Estas se crean lejos de la costa en aguas mucho más profundas y luego se intensifican a medida que se aproximan a tierra firme en las costas.

La Luna y el Sol

Desde luego que la incidencia del viento no es lo único que provoca oleajes, existe otra fuerza mucho más grande a la que la Tierra está sometida y que provoca también movimientos en nuestros océanos; la gravedad. La Luna y la Tierra están sometidas la una a la otra mediante un proceso que los astrofísicos llaman ‘dinámica orbital’, ambas están inmersas en un sistema que responde un gran número de factores como la forma geoide de la Tierra y los movimientos rotacionales de ambas.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Las interacciones de los campos gravitacionales de ambas, inciden sobre la Tierra, sin embargo, esta es de roca y por lo tanto, donde más se notan las perturbaciones, es en los fluidos que recubren al planeta, es decir, los océanos. Esto es lo que se conoce como fuerza de marea y es lo que genera el ascenso del nivel del mar en ciertos días del mes, dependiendo de dónde se encuentre la Luna, ya sea alineada con el Sol o de manera perpendicular.

En resumen, existen diferentes razones por las que se generan las olas, principalmente el viento y el sistema Tierra-Luna, además de que nuestro planeta es tres cuartas partes de agua, es de esperarse que esta no se mantenga quieta.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD