PUBLICIDAD

SCI-INNOVACIÓN

La NASA ya tiene el plan para aterrizar en Marte

Anteriormente la NASA ha logrado aterrizar vehículos espaciales en Marte con el uso de paracaídas, bolsas de aire y equipos propulsores que han colocado a los dispositivos en la superficie de forma segura. Ahora, los ingenieros se encuentran probando una nueva forma de aterrizaje para hacer el proceso más fácil, entre los que se encuentra la posibilidad de estrellarse directamente en el planeta rojo.

Imagen: NASA/JPL-CALTECH (ILUSTRACIÓN)

Aterrizaje forzoso deliberado en Marte

Cuando se está llevando a cabo el descenso, la nave espacial llega a gran velocidad, este nuevo diseño experimental de nombre SHIELD (Simplified High Impact Energy Landing Device) planea usar una base plegable para no frenar esta velocidad y funcionar como un acordeón, el cual se deformaría y absorbería la energía del fuerte impacto al aterrizar en la superficie.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Este nuevo diseño podría reducir el coste de aterrizar en Marte significativamente ya que simplificaría el proceso de entrada, descenso y aterrizaje, y abriría la posibilidad de aterrizar en varías partes del planeta.

“Creemos que podríamos ir a áreas más complejas, donde no nos arriesgaríamos a colocar un Rover de mil millones de dólares con los sistemas de aterrizajes actuales”, dijo el gerente del proyecto de SHIELD, Lou Giersch del Jet Propulsion Laboratory de la NASA. “Incluso podríamos aterrizar varios de estos en diferentes partes de difícil acceso para construir una red”.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Imagen: NASA/JPL-Caltech.

Parte del diseño de SHIELD está basado en el proyecto Mars Sample Return de la NASA. El primer paso está en marcha con el Rover Perseverance recopilando muestras de rocas en tubos metálicos herméticos, lo siguiente implicaría una nave espacial que traiga muestras a la Tierra y aterrice de manera segura.

Momento de probar a SHIELD

Durante la prueba, SHIELD fue enviado a gran velocidad hacia el suelo desde lo más alto de una torre de caída de casi 27 meros de altura, para probar la capacidad del diseño. Esta torre cuenta con un onda gigante, un sistema de lanzamiento de proa que puede lanzar a un objeto a la misma velocidad que se alcanza durante un aterrizaje en Marte. SHIELD aterrizó en una placa de acero para que el impacto fuese más difícil de lo que sería al aterrizar en dicho planeta.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

La base similar recibió un golpe fuerte y se arrugó al momento del impacto contra la placa a 177 kilómetros por hora, pero los componentes dentro de SHIELD permanecieron intactos. Posiblemente SHIELD no sea el indicado para llevar algo grande como un Rover del tamaño de auto, pero es funcional para llevar aparatos más pequeños.

Ćormarković, uno de los ingenieros que forma parte de la investigación, trabajó anteriormente en la industria automotriz, en dichas pruebas los autos se mueven en carriles alejados a altas velocidades y chocan contra una pared. “Las pruebas que hemos hecho para SHIELD son como una versión en vertical de las pruebas de automoción” dijo, “pero la brusca parada se da en un impacto contra el suelo”.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

“Si logramos hacer un aterrizaje forzoso en Marte, sabemos que SHIELD podría funcionar en planetas o lunas con atmósferas mas densas”, culminó Giersch.

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD