Medio ambiente
Sci-innovación
Cosmos
Natura
Beneficios D
Orbe cultural
Ecotech
Noticias
Hazlo fácil

SCI-INNOVACIÓN

NASA despliega ejercicio de defensa planetaria por un asteroide real

Por: Ecoo sfera1 de junio de 2022

La posibilidad de que un cuerpo celeste como un asteroide colisione con la Tierra, siempre ha estado ahí latente, no sólo en el imaginario colectivo de la ciencia ficción, sino también en la realidad. Los astrónomos no descartan que nuestro planeta se cruce en la trayectoria de un asteroide, ocasionando un choque peligroso para la vida. Es por esta razón que las agencias aeroespaciales constantemente se encuentran observando y calculando las trayectorias de asteroides cercanos a la Tierra e incluso, generan ejercicios de defensa planetaria para saber cómo actuar ante un caso de alerta.

¿Qué es un ejercicio de defensa planetaria?

Más de 100 participantes de 18 países distintos se dieron cita para ejercer un plan de defensa planetaria, utilizando de modelo un asteroide real. El ejercicio hizo ‘desaparecer’ de los registros a uno de los asteroides más grandes y potencialmente peligroso descubiertos, el llamado Apophis que en su momento causó alerta de colisión contra la Tierra. Meses atrás y basados en los cálculos, los astrónomos alertaron que posiblemente Apophis rozaría nuestro planeta en 2029, lo que hizo levantar las alertas. Sin embargo, los nuevos cálculos sugieren que no hay razón para temer, pues el asteroide no representa un peligro para la vida por lo menos en los próximos 100 años.

*Asteroide Apophis en el mapa interactivo de la NASA, Eye on Asteroids.

Justamente por esta potencialidad de peligro que en algún momento causó sobre la Tierra, se seleccionó a Apophis como el asteroide modelo para el ejercicio de defensa planetaria. Se le ‘eliminó’ de los registros anteriores para ver si el equipo que constó de 100 participantes de 18 países, eran capaces de detectarlo correctamente de nuevo y así, prevenir la devastación global en el escenario hipotético.

Coordinado por la Red Internacional de Alerta de Asteroides (IAWN) y la Oficina de Coordinación de Defensa Planetaria (POCO) de la NASA, el ejercicio que se llevó a cabo el año pasado, comprobó que la comunidad astronómica está preparada para hacer la detección de asteroides oportunamente y evaluar rápidamente el peligro que representan para la Tierra. Los resultados de dicho ejercicio apenas han sido detallados en un estudio publicado en Planetary Science Journal.

Redescubriendo un asteroide potencialmente peligroso

En el informe se describe cómo el equipo internacional logró descubrir el ‘nuevo’ asteroide con apenas unos días de observación. Durante el ejercicio, Apophis se acercó realmente a la Tierra sin representar un peligro, sin embargo, para fines didácticos se pretendió que no se sabía si causaría daños al planeta o no.

Rápidamente los astrónomos se pusieron en acción y utilizando telescopios terrestres y otros dispositivos como el NEOWISE que orbita por encima de la atmósfera terrestre, lograron detectar el movimiento del asteroide en el cielo. Se encargaron de recopilar datos adicionales como la velocidad y distancia, para evaluar su órbita y así determinar si podría impactar contra la Tierra.

*Telescopio NEOWISE de la NASA.

“NEOWISE pudo confirmar el redescubrimiento de Apophis y al mismo tiempo recopilar rápidamente información valiosa que podría usarse en evaluaciones de defensa planetaria, como su tamaño, forma e incluso pistas sobre su composición y propiedades superficiales”, detalla la NASA.

De esta forma se determinó que el ‘nuevo’ asteroide no representaba un peligro para la Tierra. E incluso, gracias al esfuerzo global del equipo, se pudo descartar cualquier posibilidad de impacto en los próximos 100 años.

“Este aporte científico del mundo real probó toda la cadena de respuesta de defensa planetaria, desde la detección inicial hasta la determinación de la órbita, la medición de las características físicas del asteroide e incluso la determinación de si podría golpear la Tierra y dónde”, dijo Vishnu Reddy, profesor asociado del Laboratorio Lunar y Planetario de la Universidad de Arizona en Tucson, quien dirigió la campaña.

Este ejercicio tan sólo abarcó las fases de detección y cálculo de la órbita de un asteroide real dentro de un límite de tiempo, para saber las acciones venideras en caso de que el asteroide se acercara demasiado a la tierra. Pero existen otras medidas que la NASA ya está evaluando para desviar a asteroides fuera de la trayectoria de la Tierra.


Recomendados: Enlaces promovidos por Taboola: