PUBLICIDAD

SCI-INNOVACIÓN

Astrónomos intentarán extraer un meteorito que cayó en el Pacífico

Aunque Carl Sagan lanzó la premisa de que somos polvo de estrellas, la realidad es que el ser humano no ha estado en contacto directo con algo más que polvo de estrellas. Solo unos cuantos astronautas han podido admirar el espacio y otros aterrizar en la Luna, pero nadie en la historia ha estado en contacto con algo más que polvo.

Por esa misma razón, un equipo de la Universidad de Harvard planea un viaje de pesca para encontrar fragmentos de una roca interestelar, conocida como CNEOS 2014-01-08, que cayó en la Tierra el 8 de enero de 2014 en el océano Pacífico con una energía de unas 121 toneladas de TNT.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

“Encontrar un fragmento de este tipo representaría el primer contacto que la humanidad ha tenido con material más grande que el polvo de más allá del sistema solar”, dijo Amir Siraj, astrofísico de la Universidad de Harvard.

Imagen: Shutterstock

El investigador Amir Siraj identificó el origen interestelar del objeto en 2019, sin embargo fue hasta mayo del 2022 que el Comando Espacial de los Estados Unidos lo confirmó. “Impactó en la atmósfera a unos 160km de la costa de Papúa Nueva Guinea, con 1% de la energía de la bomba de Hiroshima”, dijo Siraj.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Con una anchura de 0,5m, CNEOS 2014-01-08 parece ser el primer objeto interestelar descubierto en nuestro sistema solar y se cree que procede de otro sistema estelar, ya que viajaba a 37,2 millas por segundo en relación al sol. Demasiado rápido para estar atado a la gravedad del sol.

Imagen: Shutterstock

“A la distancia de la Tierra con respecto al Sol, cualquier objeto que se desplace a una velocidad superior a los 42 kilómetros por segundo se encuentra en una trayectoria de escape hiperbólica y sin límites con respecto al Sol”, explicó Siraj. “Esto significa que CNEOS 2014-01-08 estaba superando claramente el límite de velocidad local para los objetos ligados y no se cruzó con ningún otro planeta en el camino, por lo que debe haberse originado desde fuera del sistema solar”.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Proyecto Galileo

El proyecto Galileo de Siraj y Loeb, es una expedición de 1,6 millones de dólares para bajar un imán, alrededor de 300km al norte de la isla Manus, en el mar de Bismarck, al suroeste del océano Pacífico.

El CNEOS 2014-01-08 superó la resistencia material de un meteorito de hierro típico, por lo que será más fácil su recuperación. “La mayoría de los meteoritos contienen suficiente hierro como para que se adhieran al tipo de imán que planeamos utilizar para la expedición al océano”, dijo Siraj. “Dada su altísima resistencia material, es muy probable que los fragmentos de CNEOS 2014-01-08 sean ferromagnéticos”.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Imagen: Google Maps 2022

El barco del Proyecto Galileo partirá de Papúa Nueva Guinea, utilizará un trineo magnético sobre un cabrestante de palangre que será arrastrado a lo largo del fondo marino a 1,7km durante 10 días con el objetivo de recuperar fragmentos de hasta 0,004 pulgadas de diámetro del meteorito.

Sin embargo, no se sabe cuando se podrá llevar acabo la expedición. El proyecto cuenta ya con 500.000 dólares comprometidos pero aún hacen falta 1,1 millones para poder hacerlo realidad. “La alternativa para estudiar un objeto interestelar a corta distancia es lanzar una misión espacial a un futuro objeto que pase por la vecindad de la Tierra”, dijo Siraj, “pero eso sería 1.000 veces más caro, unos 1.000 millones de dólares”.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD