PUBLICIDAD

SCI-INNOVACIÓN

Descubren que los hongos tienen su propio idioma con 50 mágicas “palabras”

Más allá de los confines del mundo humano todo es desconocido para nosotros, es decir, tenemos indicios que nos ayudan a hacernos una idea de cómo funciona la naturaleza, pero hay todavía muchos secretos escondidos en los millones de seres que comparten el planeta con nosotros. Desde una perspectiva reduccionista basada en el silencio y la ausencia de sonidos, podríamos pensar que los seres que emergen en tierra sólo crecen y cumplen su función en la cadena trófica sin ningún tipo de comunicación, sin embargo, este sería un gran error pues organismos como los hongos guardan intrincadas estructuras donde los sentidos humanos no alcanzan a percibir. Una nueva investigación ha ayudado a los científicos a desvelar un increíble comportamiento de los hongos, han descubierto que tienen su propio lenguaje y que son capaces de utilizar hasta 50 palabras.

La ausencia de similitudes son quizá el mayor factor que nos ha llevado a obviar que los humanos son los seres inteligentes con capacidades asombrosas, pero aunque los hongos no posean un cuerpo como el nuestro y un sistema nervioso que lo conduzca, han desarrollado sus propias formas para habitar el mundo.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Durante los millones de años que han habitado el planeta, los hongos han logrado evolucionar para crear una intrincada red de micelio que se extiende por debajo de la tierra y que los mantiene en comunicación. Pero no sólo se trata de su propia supervivencia, sino que los científicos piensan que estas redes de micelio son las responsables de la distribución del carbono, el elemento angular para que la vida siga existiendo en el planeta.

Los hongos pueden emitir palabras

El profesor Andrew Adamatzky de la Universidad de Bristol, se ha encargado de investigar de cerca el comportamiento de los hongos a través de sus redes de micelio y descubrió que emiten pulsos eléctricos a través de ella que funcionan como un lenguaje secreto. Sorprendentemente se percató de que los picos de impulsos pueden variar dependiendo de una decena de factores como la luz, el tacto y los cambios químicos.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Gracias a que Adamatzky se centró en cuatro especies de hongos en específico, pudo analizar la duración de los picos de impulsos eléctricos emitidos por estos. De esta forma, logró discernir entre lo que parecía una variedad de palabras únicas pronunciadas por cada especie de hongos. La revelación más grande; los hongos hablan y utilizan palabras.

Según el profesor, estos léxicos alcanzaban una variedad de hasta 50 palabras. No obstante, así como los humanos que utilizan ciertas palabras con mayor frecuencia, los hongos utilizaban únicamente de 15 a 20 de estos léxicos con mayor regularidad. Además, también pudo darse cuenta de que existían palabras más largas que otras, por ejemplo, la especie Cordyceps militaris registró un promedio de 8.9 picos en una palabra, mientras que Omphalotus nidiformis tiene solo 3.3.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Por ahora no se ha logrado descifrar exactamente a qué se refiere cada pico, aunque podría tratarse de indicadores del cambio de la composición del suelo y la cantidad de luz disponible para sobrevivir. Todavía existen muchos misterios alrededor de esta intrincada red de impulsos eléctricos que podrían no sólo integrar a los hongos, sino a todo el bosque subterráneo como las raíces de árboles que se comunican a través de la Wood Wide Web, como se le ha llamado.

Referencias: Adamatzky, A. (2022). Language of fungi derived from their electrical spiking activity. The Royal Society, DOI.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD