PUBLICIDAD

SCI-INNOVACIÓN

Astrónomos descubren un mundo esponjoso con la densidad de un ‘malvavisco’

Anteriormente ya se han descubierto exoplanetas con la densidad de un algodón de azúcar, y ahora los astrónomos han encontrado un mundo con una densidad comparable a la de un malvavisco. Se tarta de un exoplaneta esponjoso que orbita alrededor de una estrella enana roja, anteriormente se pensaba que era difícil que se formaran planetas alrededor de estas tipo de estrellas ya que serían capaces de despojar a cualquier cuerpo que orbitara cerca de se atmósfera.

Imagen: NOIRLab/NSF/AURA/J. Da Silva/Spaceengine/M. Zamani

Las estrellas enanas rojas

Las estrellas conocidas como enanas rojas existen en gran cantidad dentro de la Vía Láctea. Se caracterizan por ser muy pequeñas, frías y tenues, de hecho, es imposible verlas a simple vista a pesar de constituir cerca del 73% de todas las estrellas de la Vía Láctea.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Debido a su pequeño tamaño y su menor temperatura tardan más en quemarse, a diferencia de nuestro Sol, por lo que tienen una vida más larga. Se ha calculado que la vida del Sol es de aproximadamente unos 10 billones de años, en cambio, se estima que las enanas rojas vivirán trillones de años. Gracias a su longevidad, y a su abundancia, es posible que la vida surja en un planeta que orbite alrededor de enanas rojas.

Sin embargo, este tipo de estrellas pueden ser muy irritables y llegan a azotar el espacio que las rodea con llamaradas potentes que podrían irradiar y esterilizar cualquier exoplaneta que orbite cerca, sacándolos así de su atmósfera. Estas estrellas suelen ser muy frías, por lo tanto, para que un exoplaneta tenga la temperatura necesaria para la vida como la conocemos, tendría que estar dentro del alcance de las llamaradas. Sin duda, un desafío para el origen de la vida expuesta a las llamaradas.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Imagen: ShutterStock

Un nuevo mundo descubierto

El nuevo mundo descubierto, llamado TOI-3757b, podría indicar que estas condiciones no sean un problema ya que el gigante gaseoso se encuentra orbitando a una enana roja en la constelación de Auriga, aproximadamente a 580 años luz de la Tierra.

TOI-3757b fue detectado con el telescopio espacial TESS, que busca exoplanetas a través de las caídas regulares de luz causadas por el cuerpo pasando delante de la estrella. Si el brillo de la estrella es conocido, la cantidad de luz bloqueada indicará el tamaño del exoplaneta, en este caso, sabemos que TOI-3757b es un poco más grande que Júpiter.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Para poder conocer la masa del exoplaneta los investigadores buscaron cambios en la luz de la estrella que está ejerciendo atracción gravitatoria sobre el mundo con la densidad de un malvavisco. Y dado que la gravedad se relaciona con la masa, nos dice que el exoplaneta tiene una masa comparable a 85 veces la de la Tierra.

Pero lo más sorprendente no que el cuerpo que es del tamaño del planeta más grande del Sistema Solar, apenas alcanza una densidad media de 0.27 gramos por centímetro cubico, lo que lo convierte en un exoplaneta expresadamente esponjo, al punto de que no está claro cómo es que pudo formarse tan cerca de su estrella, pues tiene una orbita traslacional de tan sólo 3.43 días terrestres.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Imagen: ShutterStock

Cómo se formó TOI-3757

El astrónomo del Laboratorio de la Tierra y los Planetas del Instituto de Carnegie para la Ciencia, Shubham Kanodia y su equipo han dicho en su estudio que la formación de TOI-3757 se debe principalmente a dos factores. En primer lugar, las gigantes gaseosas suelen formarse con un núcleo rocoso, alrededor del cual se acumula gas para formar una atmósfera gruesa y extensa.

Debido que la estrella enana roja es baja en elementos pesados, es posible que se haya formado el núcleo rocoso lentamente haciendo que se retrasara la aclamación de gas, por lo que termino afectando a la densidad del exoplaneta.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

En segundo lugar, la orbita pareciera estar ligeramente ovalada, lo que significa que la distancia del exoplaneta con su estrella varía, posiblemente cuando está cerca se calienta la atmósfera y se expande. Kanodia y su equipo encontraron que TOI-3757b está tan cerca de su estrella que no podría mantener un sistema de anillos estable, por lo que lo más probable es que se trate de una atmósfera hinchada.

El equipo espera encontrar más planetas como este para su estudio y poder así entender cómo es que se forman y sobreviven los planetas en lugares donde supuestamente debería ser difícil que lo hicieran.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Referencias: Kanodia, S., Libby-Roberts, J. TOI-3757 b: A Low-density Gas Giant Orbiting a Solar-metallicity M Dwarf. The Astronomical Journal (2022), DOI

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD