PUBLICIDAD

SCI-INNOVACIÓN

Científicos descubren compuesto que tiene memoria como un cerebro

En los últimos años el avance tecnológico ha sido tal que parece que la ciencia ficción está por superar a la realidad. Desde tiempos antiguos, incluso cuando la tecnología ni siquiera se acercaba a un esbozo de lo que es ahora, ya los autores futuristas apuntaban hacia la inteligencia artificial y con ello, el desarrollo de materiales fuera de serie. Extrañamente, hoy estamos más cerca de que así sea pues científicos han encontrado una materia con estructuras no parecidas a las del cerebro pero que es capaz de recordar estímulos extremos anteriores.

¿Cómo un compuesto tiene memoria?

Lo ciencia ficción ya había explorado el tema, pero no fue hasta ahora que se ha encontrado esta capacidad de memoria en un material llamado dióxido de vanadio (VO2), abriendo paso a nuevas implicaciones para el desarrollo de dispositivos electrónicos como el procesamiento y el almacenamiento de datos, según lo dicho por Mohammad Samizadeh Nikoo, ingeniero eléctrico de la École Polytechnique Fedérale de Lausanne (Suiza).

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Este compuesto similar al vidrio, podría superar al oxido metálico-semiconductor en velocidad, consumo de energía con un tamaño mucho más pequeño y proporcionaría una alternativa para la computación neuromórfica y las memorias multinivel.

El dióxido de vanadio ya había llamado la atención de los científicos en el pasado pues se comporta de una forma intrigante ante los cambios de temperatura. Cuando se encuentra por debajo de los 68ºC el VO2 adquiere propiedades aislantes, no obstante, cuando su temperatura cambia drásticamente por encima de este límite, cambia completamente convirtiéndose en un metal con excelente conductividad.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Con este contexto detrás, Samizadeh experimentó introduciendo una corriente eléctrica en el material para calentarlo y provocar un cambio de estado llamado reordenación de la estructura atómica, que es mediante la que se adquiere su forma de metal. Pero al retirar la energía la estructura se relajaba de nuevo y volvía a su estado original. Luego el autor volvió a aplicar corriente, y fue aquí donde las cosas se volvieron aún más interesantes.

El VO2 parecía recordar la primera transición de la fase y anticipaba la siguiente. Este efecto de memoria no está relacionado con los estados electrónicos, sino con la estructura física del material y ninguno otro se comporta así.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Memoria por al menos tres horas

Gracias a este experimento se sabe que el dióxido de vanadio, almacena algún tipo de información sobre la corriente y la retiene por al menos tres horas, podrían ser más pero hacen falta los instrumentos para medirlo. Los científicos han dicho que este comportamiento de memoria es similar a las neuronas en el cerebro, una propiedad que recibe el nombre de neuromórfica.

Así descubrieron que el VO2 se comporta como si recordara la actividad reciente, marcando toda la lista de deseos en dispositivos de memoria: alta capacidad, velocidad, escalabilidad, y sus propiedades le dan ventaja sobre los dispositivos que codifica en un formato binario.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Si hoy se ha descubierto esta materia con la capacidad de recordar información de corriente y ayudar a dispositivos de memoria, podemos comenzar a imaginar como será el día que los objetos logren recordar la información que se les brinde, más allá de un teléfono reteniendo información podríamos incluso pensar en objetos que, nunca imaginamos capaces de esto, estarían guardando y recordando información por nosotros.

Referencias: Samizadeh Nikoo, M., Soleimanzadeh, R., Krammer, A. et al. Electrical control of glass-like dynamics in vanadium dioxide for data storage and processing. Nat Electron (2022). DOI

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD