Cuando pensamos en una vida en el espacio quizá lo primero que surge de la imaginación es la falta de gravedad y caminatas espaciales con hombres de trajes pesados y lento andar. Al resultar un escenario tan extraño comparado con nuestra realidad, podemos omitir ciertos aspectos, es decir, ¿alguna vez te has preguntado cómo son los sonidos en el espacio? Una cosa es segura, distan mucho de la experiencia en la Tierra.

Quizá la frase más emblemática del cine de ciencia ficción relacionada con el espacio es aquella que Ridley Scott hiciera famosa a través de ‘Alien’: “En el espacio nadie puede escucharte gritar”. Y sí que es verdadera, no sólo por las enormes distancias que nos separan de otros planetas, sino porque allá afuera el sonido viaja de maneras distintas.

como es el sonido en el espacio

No siempre nos detenemos a apreciar la gran maravilla que es la Tierra. Resulta ya tan cotidiana que pasamos de largo el hecho de que hasta ahora no hemos encontrado un planeta con las mismas condiciones. Si lográramos comprender que es de hecho una gran burbuja que nos mantiene a salvo del vacío espacial, quizá comenzaríamos a cuidar de ella. Es decir, todo lo que necesitamos está aquí, incluso aquello que no vemos. Cuando vocalizamos o emitimos cualquier sonido, no somos conscientes de que, gracias a la atmósfera, este puede propagarse en forma de ondas y luego llegar hasta oídos de alguien más.

¿Cómo es el sonido en el espacio?

En el espacio no tenemos sonidos, no porque no existan per se, sino por la simple y sencilla razón de que para ello se requieren moléculas. En la Tierra, con cada sonido que emitimos, somos capaces de mover las moléculas de la atmósfera a través de las ondas de sonido. Así viajan y se esparcen hasta objetivos distantes. No obstante, en el espacio el escenario es mucho más grande, virtualmente vacío y mucho más silencioso. Y decimos virtualmente, porque sí que existen moléculas, pero apenas si se pueden encontrar unos 10 átomos por cada metro cúbico. Una diferencia abismal con las moléculas presentes en la atmósfera terrestre. Sin este gran combo de átomos, el sonido simplemente no tiene forma de viajar a través del espacio.

Pese a ello, debemos estar agradecidos de que no sea así. De encontrar manera de viajar a través de la distancia, los sonidos del espacio resultarían abrumadores. La estrella más cercana a nosotros es el Sol, que guarda en su centro temperaturas exponencialmente altas que rondan los 15,000,000°C. Allí dentro de su núcleo, se gestan millones de explosiones de fusión que luego generan turbulencias en sus capas más externas.

sonidos del sol en el espacio

Si el espacio no estuviera silenciado por el vacío, los billones de billones de watts de energía sonora en la superficie solar, nos abrumarían constantemente. Como si una perforadora de concreto amplificara su sonido a través de altavoces todo el tiempo. Así que en cierto sentido, el vacío está ahí para protegernos y regalarnos un paisaje sonoro mucho más agradable dentro de nuestra propia burbuja.

Aunque como ya hemos dicho anteriormente, el espacio es silencioso no por el hecho de que no existan sonidos, sino porque estos no son capaces de viajar. Con los instrumentos adecuados y técnicas de sonificación, los astrónomos han logrado recrear los sonidos de los púlsares, el campo magnético de Júpiter y hasta del polvo cósmico dejado atrás por un cometa. Puedes escuchar estos sonidos en una playlist compartida por la NASA.