Si hubo alguien que abriera el camino de la ciencia para todo público en general, ese fue Carl Sagan. Reconocido cosmólogo que llevó su visión mucho más allá de los lares académicos, transformando la ciencia en una vía posible para todo aquel que quisiera acercarse a ella. Con su elocuente manera de conducir uno de los programas científicos más vistos a nivel mundial, Cosmos, Sagan nos llevó a través de la historia cosmológica del Universo. Pero hasta el más grande divulgador del cosmos debe callar ciertas cosas. Y para conservar el respeto de la comunidad científica, Carl Sagan tuvo que guardar un secreto, o eso es lo que piensa Brycel Zabel, creyente del fenómeno OVNI. 

Para todo aquel amante del trabajo de Sagan no resultará extraño que el cosmólogo se planteara la existencia de vida fuera de nuestro planeta. No sólo en el plano poéticamente hipotético, que dejó plasmado en su novela Contact, sino más allá de la imaginación. Después de todo siempre alentó a su público para conocer y pensar más allá de lo evidente, ¿por qué no habría de hacerlo él?

Carl Sagan ovni
Sam Falconer

Más allá de Saturno 

En pleno aniversario del lanzamiento de la Voyager II y para celebrar el tránsito de la nave que había viajado por cuatro años hasta cruzar cerca de Saturno, el ahora guionista de ciencia ficción Bryce Zabel, quiso abordar a Sagan para conocer su pensar sobre la existencia de vida extraterrestre. Hasta entonces Sagan había sugerido sólo entre líneas la posibilidad de inteligencia extraterrestre, no obstante, nunca habló abiertamente del fenómeno OVNI.

“Llegué a presentar ‘Saturno y más allá’, e íbamos a ser Carl Sagan y yo, en vivo, sin interrupción comercial, durante treinta minutos en un programa que fue recogido por PBS para su transmisión en Estados Unidos”, escribe Zabel sobre la noche en que compartió mesa con Sagan para dirigir el programa en honor al tránsito de la Voyager II cerca de Saturno. “El espectáculo fue genial. Carl Sagan fue genial. Nos dio todo lo que pudimos desear y más”, dice en un artículo titulado ‘Mi debate OVNI con Carl Sagan’.

Un plot twist inesperado

Luego de la transmisión, Zabel acompañó a su invitado especial hasta su auto y fue aquí donde las cosas se pusieron realmente interesantes. El ahora guionista lanzó una pregunta que cambiaría el giro de la noche por completo.

“Eres famoso por decir que hay miles de millones y miles de millones de estrellas en el Universo. De hecho, has dicho que crees que el Universo está lleno de vida y que parte de ella debe ser inteligente, probablemente más avanzada que nosotros. Pero también insistes en que ninguno de estos otros seres podría estar realmente aquí en la Tierra porque las distancias son demasiado vastas”.

Entonces la sonrisa de Sagan se desmoronó por completo en un instante y respondió con un escueto “¿Cuál es tu punto?”.

“Bueno, sólo que quieres que busquemos señales de radio provenientes de otras civilizaciones en el espacio. Pero dices en Cosmos que no vale la pena investigar los ovnis, porque no pueden estar aquí en primer lugar. Eres un científico. ¿Por qué no querrías investigar, sobre todo porque podría probar que no estamos solos?”, refutó Zabel.

“También dije que las reclamaciones extraordinarias requieren pruebas extraordinarias”, dijo Sagan. “Las afirmaciones que he visto no vienen con muchas pruebas”.

Luego de esto Zabel no volvió a tener contacto con Sagan que, lamentablemente falleció a muy temprana edad. Pero tras cuatro décadas de esta extraña conversación, el ahora escritor de ciencia ficción se quedó reflexionando una idea en su mente. Desde su perspectiva, Carl Sagan tuvo que reprimir su instinto curioso respecto al tema OVNI por miedo a perder toda credibilidad.

Carl Sagan sobre ovni

Carl Sagan y el fenómeno OVNI

En ese entonces Harvard ya le había negado la plaza a Sagan, además estaba en la mira tanto de la comunidad científica como de los millones de espectadores de Cosmos. Cualquier paso en falso habría derrumbado su carrera como científico. Y quizá haber mostrado su pensamiento abiertamente sobre el fenómeno OVNI hubiera sido el acabose. Por esta razón, Sagan tuvo que aprender a callar sobre algunos aspectos, por la posibilidad de que no lo tomaran en serio. O al menos eso es lo que piensa Zabel, ya que vivían en tiempos donde imperaban los prejuicios sobre la exploración de ciertas áreas de la investigación. 

Aunque parece que con el tiempo estos tabúes han ido derrumbándose poco a poco. El mismo Pentágono ha aceptado la veracidad de algunos videos donde se aprecia el fenómeno OVNI y la NASA tiene programas de búsqueda de vida inteligente. Después de todo no podríamos mantener por mucho tiempo la idea de que somos los únicos viviendo en este vasto Universo.