Los Objetos Cercanos a la Tierra (NEO) son una realidad. Allá afuera en las misteriosas interacciones cósmicas existen millones de objetos que desconocemos y el riesgo de colisión contra la Tierra siempre está latente. Por ello las agencias espaciales mantienen los cielos monitorizados, para advertir sobre cualquier peligro que devenga del espacio exterior. Y aunque se tiene un catálogo muy bien organizado de cuáles son los NEOs que mayor riesgo representan, siempre puede suceder que se les escape la presencia de uno de ellos. Y justo eso es lo que acaba de suceder. El asteroide 2021 UA1 pasó muy cerca de la Tierra y los astrónomos no lo vieron venir.

asteroide

El Centro de Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra (CNEO) de la NASA vigila constantemente los cometas y asteroides con trayectorias aledañas a la Tierra. Ha establecido que debe considerárseles como NEOs, cuando se acercan dentro de un rango de 1.3 Unidades Astronómicas a nuestro planeta. Lo que equivale a casi 200 millones de kilómetros. Cuando un objeto sobrepasa esta cercanía, entonces se le considera como un objeto potencialmente peligroso para la humanidad. Aunque hay que decir, desde luego, que hasta ahora ninguno ha causado estragos, salvo uno que otro destello en el cielo.

Sin embargo, como ya hemos dicho anteriormente, la colisión sí que es una posibilidad y para ello se creó la Oficina de Coordinación de Defensa Planetaria de a NASA que se encarga de dichos asuntos. La cuestión es tan seria que incluso cada dos años la NASA en coordinación con la Agencia Espacial Europea (ESA), llevan a cabo una simulación en caso de que un asteroide pase cerca de la Tierra y no se cuente con el tiempo adecuado para trazar un plan elaborado.

El asteroide 2021 UA1 pasó sin dejar aviso

Tal como si fuera una simulación, aunque esta vez fue real, el asteroide 2021 UA1 pasó muy cerca de la Tierra de forma inadvertida. Los astrónomos simplemente no lo vieron venir hasta casi 4 horas después de cruzar por su punto más cercano a nuestro planeta. El objeto se acercó en el lado diurno del planeta, por lo que los observadores no pudieron advertir sobre su presencia hasta después de su aproximación más cercana.

asteroide 2021 ua1 cerca de Tierra

El diámetro del asteroide es de apenas unos 2 metros, así que en esta ocasión no hubo peligro alguno para la humanidad. Su trayectoria cruzó sobre la Antártida a unos tres mil kilómetros de altura, lo que significa que se acercó más a la Antártida de lo que están Groenlandia y Nueva York. Este acercamiento lo coloca como el tercer asteroide que ha cruzado más cerca de la Tierra sin golpearla.

En esta ocasión sólo se trató de un evento inesperado que se quedó como una anécdota. Pero para evitar peligros serios, los científicos trabajan arduamente para desarrollar tecnología en caso de que un asteroide de gran tamaño se acerque lo suficiente al planeta como para causar daños.