La tecnología de manipulación del clima es un secreto a voces, mientras que muchos lo toman como una simple teoría conspiranóica, otros extraen la idea y la convierten realidad. China, desde luego, es parte de aquellos que cruzan los límites para aplicar este tipo de tecnología en su país y ahora planea la siembra de nubes para provocar lluvia en ciertos territorios.

El país asiático es conocido por su extensa población y la cantidad enorme de contaminación ambiental bajo la que viven. Sus cielos son sumamente grises a causa de esto, pero cuando ocurre un evento político de gran importancia, el cielo parece entender y las nubosidades de contaminación abren paso para dejar entrar la luz solar.

contaminación china

Pero esto no es ninguna casualidad, el gobierno chino lleva años implementando tecnología de manipulación del clima. Tan sólo ha declarado que planea ampliar su programa de lluvia o nieve artificial, para cubrir 5.5 millones de kilómetros cuadrados (más de la mitad del país) para 2025.

Según un comunicado del gobierno de China, el programa de siembra de nubes ayudará a la asistencia de catástrofes, la producción agrícola y la respuesta ante incendios forestales. Así como la gestión de altas temperaturas inusuales o sequías.

siembra de nubes en China

Pero la siembra de nubes no es una tecnología nueva. De hecho, se ha utilizado con anterioridad. China lleva haciéndolo durante bastante tiempo, incluso países como India, Australia y algunas naciones de África la aplican en sus territorios. Sin embargo, la escala de los proyectos es pequeña comparada con lo que China planea hacer en un mediano plazo.

¿Qué es la siembra de nubes?

Este tipo de tecnología de manipulación del clima, consiste en rociar en el cielo sustancias como yoduro de plata, para que las nubes produzcan precipitaciones. No obstante, la eficacia de los proyectos no está del todo comprobada y regulada, existe poca investigación científica al respecto. Básicamente se trata de programas que se establecen en pueblos y sólo presentan una eficacia de uno o dos meses al año.

dron de siembra de nubes

Este tipo de tecnología nos aleja un poco de la realidad y nos acerca más a la ciencia ficción, en donde los límites se quiebran. Entonces surgen cuestiones a las que nunca antes nos hemos enfrentado.

Investigadores taiwaneses de la Universidad Nacional de aquella nación, señalaron en un informe publicado en 2017, que la implementación de estos programas de manipulación climatológica, la poca regulación y coordinación, podría llevar a acusaciones sobre “robo de lluvia” entre países vecinos.

 

El programa de siembra de nubes en China a gran escala, está apenas en gestación. Sin embargo, los problemas que podría traer son enormes, considerando que no hay una ley regulatoria que explique las consecuencias. Además, compromete los climas de otras naciones como India, que depende del monzón de verano. 

El hombre cada día se aleja más de los senderos de la naturaleza y se apega más a una realidad distópica sin salida. Por ello es importante poner los pies sobre la tierra y hacer visibles estas problemáticas que si bien están en manos del gran poder, podemos hacer resonar para su regularización. 

Sigue leyendo: Cascadas de nubes: qué son y cómo se producen estas olas de cielo