China, el país asiático que se mantiene a la vanguardia, hace unos días anunció el desarrollo de la supercomputadora cuántica a base de fotones más rápida del mundo. Ahora enciende lo que ellos mismos llaman su ‘sol artificial’, el reactor experimental de fusión nuclear más avanzado hasta ahora. 

El país oriental es de las naciones que más invierte en experimentación para la obtención de energías renovables. Según muchos expertos, la energía de fusión nuclear es la energía del mañana. Tiene características que la vuelven codiciada por los humanos; es inagotable y según los expertos, no produce residuos ni gases de invernadero.

energia nuclear fusion china
Alliance/dpa/MAXPPP

Por esta razón, China activo con éxito su reactor de experimentación de fusión nuclear más potente hasta ahora. Este hito marca un gran paso en la investigación para producir energías renovables con bajo impacto en emisiones de carbono.

Fusión y fisión nuclear

Llamado Tokamak HL-2M, el reactor más avanzado en experimentación de fusión nuclear chino tiene forma de anillo. Es una cámara de confinamiento magnética que, mediante calor y presión extremos, convierte gas en plasma para iniciar la fusión. Su nombre de ‘sol artificial’ proviene del hecho de que es capaz de soportar 150 millones de grados Celcius, esto es diez veces más el calor producido en el núcleo de nuestra estrella más grande, el Sol.

Es importante no confundir la energía de fusión, con la fisión; estas son contrarias aunque ambas provienen de procedimientos nucleares. La fisión es la energía que utilizan la mayoría de los reactores conocidos en el mundo y es duramente criticada por los altos desechos tóxicos y radioactividad que genera.

reactor energia nuclear china fusion
Alliance/dpa/MAXPPP

Por el contrario, los procesos de fusión nuclear intentan imitar lo que ocurre en el Sol y las estrellas. Funciona calentando un tipo de gas de hidrógeno a temperaturas extremas de más de 100 millones de grados. Esto da pie a la formación de una nube delgada llamada plasma, este se manipula mediante poderosos imanes hasta que los átomos se fusionen y finalmente liberen enormes cantidades de energía.

En el mundo existe un proyecto nuclear de fusión todavía más grande. El Reactor Termonuclear Experimental Internacional (ITER) se construye en Francia y participan países como Estados Unidos India, Corea del Sur, Rusia, la Unión Europea y ahora China.

La meta más ambiciosa del ITER es construir un tokamak capaz de producir 500 MW. Cantidad de energía suficiente para alimentar a 200 mil hogares de forma simultánea.

reactor energia fusion nuclear china sol artificial
Alliance/dpa/MAXPPP

La otra cara de la moneda

No obstante, y a pesar de lo que muchos expertos dicen, existe otro grupo que no se entusiasma del todo con la generación de energía nuclear a través de fusión. Chary Rangacharyulu, experto en física nuclear de la Universidad de Saskatchewan, dice que la energía de fusión no es totalmente limpia. En este tipo de energía, existe la posibilidad de generar desechos de radioactividad, provenientes de neutrones.

Por otro lado, otro inconveniente al que se enfrenta el ‘sol artificial’ es el coste de recursos para mantener las altas temperaturas necesarias para generar la fusión nuclear. Por esta razón, Chary finaliza diciendo que hay veces que los reactores de fusión gastan más energía de la que en realidad generan. Algo que podría ser uno de los avances más innovadores, también supone un gran riesgo para la humanidad. 

Sigue leyendo: Chernóbil mexicano: El desastre nuclear más grande de América