Entre las ramas de los árboles del Parque Nacional de Kibale en Uganda se refugia la comunidad de primates más grande hasta ahora descubierta. Reconocida como la comunidad de Ngogo, ésta se compone de más de 150 chimpancés: los de occidental, los de central y los de oriental. Sin embargo, una guerra poco usual parece haber tomado lugar en este reino.

De las tres subdivisiones, la central es la que cuenta con más integrantes. Sin embargo, esta comunidad presenció el asesinato de tres de sus machos en tierras fronterizas: Orff, Erroll y Basie. De alguna manera, la conducta violenta en los primates no es una sorpresa, ya que la violencia también es parte de sus características conductuales.

No obstante, los ataques entre chimpancés del Ngogo se han vuelto más frecuentes e intensos. De acuerdo con testigos científicos, el 15 de junio de 2019 se desató uno de los actos más brutales entre los primates.

chimpance ngogo uganda
The Rise of the Warriors Apes

Una guerra sin fin entre chimpancés del Ngogo

Todo comenzó mientras los primates del clan central comían tranquilos en las copas de los árboles. Al escuchar distintos ruidos, los científicos se percataron que había un grupo de chimpancés occidentales llegando al lugar.

El resto de la historia se describe como una zona de completo caos, primates gritando y actuando amenazantemente hasta que se balanceaban sobre otros chimpancés del clan rival. En el acto se observaron tanto machos como hembras con sus bebés, todos inmersos en una ola de violencia sin precedentes.

De pronto, Basie – el chimpancé macho de 33 años de gran jerarquía en el Ngogo- cayó desplomándose en el frío suelo selvático. Una vez que su cuerpo tocó la tierra, distintos integrantes de los occidentales se abalanzaron contra él hiriéndolo lentamente.

chimpance primate ngogo uganda
Ben Finkel

En el ataque estaban Hutcherson, Richmond, Wayne, Buckner y Carson, antiguos compañeros de vida de Basie. Quienes se cree que pudieron haber tenido un trato distinto en este violento ataque debido a la relación que tenían cuando todos eran un mismo clan.

A la mañana siguiente la muerte de Basie se había confirmado y entonces la pelea se convirtió en prueba de la intensa división dentro del Ngogo. Después de la muerte de los tres chimpancés del clan central nada fue lo mismo, los enfrentamientos son continuos y desatan varias muertes.

Las causas pueden ser diversas, el quebranto de las relaciones pasadas, la pelea por el poder, adquirir el territorio con mejores frutos o bien ganar la lucha de la reproducción. Al final del día, todas se traduces en una fractura de lazos sociales.

chimpances bosque abrazan uganda
Aaron Sandel

Detrás de la histórica ruptura social

El enfrentamiento que detonó la muerte de tres chimpancés del clan central no es un suceso aislado. De hecho, Kevin Langergraber, David Watts y John Mitani han documentado por varias décadas el comportamiento de la comunidad Ngogo.

En The rise of the warrior apes, los expertos delatan el secreto del reino de chimpancés. Todo parece haber comenzado desde 1990, desde ahí se desprende la historia de los primates que toman el control del bosque en Uganda.

Con la llegada en 1993 del investigador David Watts se pudo observar el comportamiento de la primera comunidad de primates reconocida como la más violenta del mundo. Después, en 1995 el antropólogo John Mitani se le unió para descifrar el errático comportamiento de los chimpancés de Ngogo.

chimpance primate ngogo uganda
Vía Quillette

Pero fue en agosto de 1996 cuando tuvieron la oportunidad de conectar directamente con los primates. Los siguientes meses de ese año fueron reveladores, ya que reconocieron que en la zona había más de 150 primates que integraban la comunidad.

Una vez revelado este hallazgo, los investigadores sabían que una comunidad tan grande de chimpancés no podía permanecer junta por tanto tiempo debido a que habría desacuerdos. Sin embargo, la interrogante era ¿por qué permanecían unidos?

chimpances uganda ngogo mitani
University of Michigan

¿La evolución implica una ruptura?

Tal vez la edad fue la que permitió que un chimpancé se convirtiera en alfa. Los demás machos esperaban a que el tiempo rindiera frutos en su desarrollo hasta que estuvieron listos para tomar el poder.

De alguna forma, los expertos consideran que una comunidad de chimpancés tan grande no puede mantener unida con tantos machos. Tarde o temprano los inconformes se hacen de valentía, reclaman un lugar y están dispuestos a todo para tomarlo.

chimpances ngogo ataque
The Rise of the Warriors Apes

Esto sucede en la comunidad de Ngogo. La inmensa cantidad de machos en un territorio fructífero terminó por fragmentar la unión entre ellos. La natural violencia que en ellos reside termina por abrirse paso y determina las reglas de supervivencia.

La razón no ha sido especificada al 100% porque el lenguaje entre los chimpancés deja un vacío para el ser humano. Sin embargo, la hipótesis de esta guerra que parece interminable en el bosque de Uganda parece caer en el número de la comunidad. Simplemente son demasiados para vivir completamente en paz.

Los desacuerdos siguen creciendo, al mismo tiempo que los clanes lo hacen. Lo que en sus inicios fue una comunidad unida y pacífica se convirtió en una lucha violenta de territorio y poder. No hay rastros de las relaciones que una vez se construyeron. Solo queda el presente y el mañana.

Sigue leyendo: Los graves trastornos mentales que persiguen a los chimpancés usados como mascotas