Toma asiento y relájate, porque hablaremos de algo que seguramente te interesa: el placer. Al escuchar la palabra “placer”, ¿qué se te viene a la mente? Es posible que hayas pensado en recuerdos o sensaciones que te hagan sentir bien, como el sexo, pero el placer es mucho más que eso. La ciencia y la psicología han descubierto que las buenas ideas o pensamientos son como orgasmos para el cerebro.

asmr-videos-sonidos-cerebro
Jolygon

La sensibilidad cerebral es un tema extenso, tanto como las conexiones en la mente. No obstante, los expertos han encontrado una gran oportunidad para entender el comportamiento humano a través de nuestras señales neuronales. En un reciente estudio de neuroimagen, desarrollado por la Universidad Drexel, se decidió analizar exactamente cómo es que se desencadena la sensación de placer en el cerebro.

Bien sabemos que el placer surge gracias a un proceso químico en nuestro cerebro. Las razones para que estas sustancias causen un “momento eureka”, como algunos lo llaman, pueden variar e ir desde las relaciones sexuales hasta una idea brillante.

Así es: parece que al momento de tener una buena idea el sistema de recompensas cerebral recibe estallidos de actividad gamma, que provocan un placer casi tan grande como el de los orgasmos. Incluso, esta señal también puede ser producida por el placer de ingerir una buena comida o la satisfacción de beber agua tras tener mucha sed.

 

¿Cómo funcionan los orgasmos de ideas brillantes?

Al rastrear la actividad cerebral de varias personas que estaban resolviendo acertijos se encontró que en los momentos en que descubrían la solución o estaban motivados para obtener recompensas, los escáneres cerebrales mostraron una explosión de ondas gamma de alta frecuencia.

Todo ello se ubicaba en la corteza orbifrontal de los sistemas de recompensa, donde se encuentra el contenido hedónico o que produce placer. Esto comprobó que al realizar ciertas actividades, las personas tienen como “fin” (inconsciente) desencadenar un orgasmo cerebral.

mente-estudio-orgasmos-cerebro
Universidad Drexel

Pero los científicos encontraron algo aún más interesante: es posible que este sistema de recompensas esté vinculado a la evolución del ser humano. Gracias a que la generación de nuevas ideas para crecer o evolucionar ofrece recompensas placenteras, el ser humano continúa en la búsqueda de esa sensación mediante la creatividad.

Este es un combo sensacional para la humanidad: ideas maravillosas que nos permiten trascender los límites de la mente y que nos ofrecen momentos de placer. Siempre hemos creído que estimular la mente es una de las mejores formas en las que el ser humano puede crecer, a través del conocimiento y su curiosidad insaciable. ¿Ya pensaste en algunas buenas ideas hoy?

 

Sigue leyendo: ¿Por qué mirar fijamente a alguien durante 10 minutos causa alucinaciones y altera la conciencia?