La ASMR (Respuesta Sensorial Meridiana Autónoma, por sus siglas en inglés) es uno de esos fenómenos que podríamos llamar un escape de la mente. Se trata de un fenómeno biológico que ocurre en el cerebro, una sensación de placer y relajación innegables donde, básicamente, la mente es masajeada por impulsos del exterior que pueden ser visuales, táctiles o sonoros.

En un esfuerzo por compartir un poco de este placer a través de los sonidos primarios, el sitio web ASMRION comparte un sensacional catálogo de resonancias ASMR. Este generador de sonidos ambientales nos permite fabricar minimalistas ecosistemas sonoros para el deleite de la mente. ¿Cómo? Con una parrilla sencilla, que va desde el sonido de un bosque al amanecer después de haber llovido, el crujir de una fogata o de unas hojas secas, hasta los susurros de personas en una conversación o el corte de una hoja de papel de tajo.

crear-tus-propios-sonidos-naturaleza-musica-asmr

La gama de resonancias ASMR es muy amplia, y a veces extraña o impredecible. Lo que sí es seguro es la relajación y sensación de placer instantáneo, una vez que sumergimos la mente en ellas. 

Prueba tu dosis aquí.

*Imagen principal: Jaen Madrid