Un presunto cazador furtivo muere arrollado por una estampida de elefantes en Sudáfrica. Los reportes apuntan a que el cazador emprendía la huida luego de percatarse de la presencia de los guardianes del Parque Nacional Kruger, encargados de preservar la vida y mantener a los cazadores fuera de la reserva protegida en África. 

muere cazador estampida elefantes

Especies amenazadas por la caza furtiva en África 

Las áreas naturales de África constantemente se encuentran amenazadas ante los cazadores ilegales. La historia detrás del hábitat africano es de las más crueles que existen ante la persecución de especies que se encuentran en peligro de extinción. Rinocerontes y elefantes, son los animales más vulnerables ante la caza, que busca extraer sus cuernos y colmillos de forma ilegal para luego introducirlos en el mercado negro.

rinocerontes de Nepal

Parece que el cazador furtivo tenía entre sus planes, extraer cuernos de rinoceronte de ejemplares habitantes del Parque Nacional Kruger. Este último se caracteriza por albergar algunas de las poblaciones más grandes de rinocerontes y elefantes africanos. Por ello, es blanco de interés para diversas organizaciones criminales que trafican con sus cuernos y colmillos en Asia.

El encuentro (des)afortunado

Los guardianes del parque detectaron la presencia de tres cazadores furtivos y desplegaron un comando de búsqueda. Uno de ellos logró escapar, uno más se encuentra bajo custodia, pero en el intento por detener al último cazador, los guardias se percataron de que una manada de elefantes arrolló al hombre que terminó “gravemente pisoteado” y perdió la vida. Así informó Isaac Phaahla, portavoz de Parques Nacionales de Sudáfrica, también agregó que los tres hombres venían armados con rifles y hachas.

guardianes de elefantes
Rangers, guardianes del Parque Nacional Kruger. Créditos: Shiraaz Mohamed

Lamentablemente y pese a los esfuerzos de los guardianes de la sabana, pocas veces la caza se ve frustrada antes de terminar con la vida de un animal. Tan es así, que según Phaahla, la cifra de víctimas se eleva hasta 40 rinocerontes por día. No obstante, en esta ocasión el intento de caza terminó gracias a la manada de elefantes.

Sigue leyendo: Después de 20 años, la población de rinocerontes de Nepal aumentó