Vuelve a pensar en tu infancia, recuérdala; regresa por un momento a casa de tus padres. ¿Qué ves ahí? Seguro puedes rescatar con facilidad las tardes que pasaste jugando. En esas horas cabían cualquier profesión y cualquier mundo: fuiste un mago, una guerrera, un inventor. Al crecer, esos momentos se hicieron cada vez más apartados, pero aún hay algo en ti que te llama a regresar. Es algo que puede ocurrirle a cualquiera, ya sea mujer, hombre o superhéroe. Le sucede incluso a la mismísima Capitana Marvel.

Así es como empieza mi historia, como comienzan todas las historias. Con una familia. Cuando era pequeña, yo creía que la mía era perfecta.

Con estas líneas arranca el cómic The Life of Captain Marvel, una serie de cinco números que pretende contar los orígenes de Carol Danvers. Lo que la vengadora más poderosa de Marvel no espera es que su regreso a casa no está suscitado por los recuerdos más bellos de su vida familiar. Todo lo contrario: las memorias dolorosas son las que la interrumpen en medio de una batalla. Tras la visión idealizada de la infancia se encuentra una existencia que, como ocurre con muchos de nosotros, está lejos de ser perfecta.

capitana-marvel-comic-universo-marvel-1
Marvel Comics

Por consejo directo de Tony Stark, la Capitana Marvel se toma un descanso de sus labores heroicas para regresar a casa de sus padres. Estos brotes de humanidad no son extraños: de un tiempo para acá, muchas de las historias de superhéroes no son protagonizadas por seres opacos y unidimensionales. Con todo, ver a Carol Danvers sucumbir ante un ataque de pánico en plena lucha junto a los Avengers sigue resultando transgresor.

En este cómic, la enfermedad mental no es el rasgo característico de un villano; tampoco es un momento de quiebre que vaya a amainar de una día para otro. Danvers creció en una familia disfuncional, y sus ataques de pánico son la secuela de estos eventos traumáticos. Su regreso a casa será la contienda más difícil que la Capitana Marvel deba librar, pero también la más importante.

The Life of Captain Marvel explora sin rodeos la vida emocional de su protagonista y evade muchos clichés en el proceso. En vez de retratar la vulnerabilidad emocional como algo típico de “lo femenino”, la presenta en todo su complejo espectro. En esta faceta de sus aventuras, Capitana Marvel explora todas las formas posibles de ser y reconocerse mujer. Incluso, las actitudes sumisas que le avergüenzan de su madre se revelan como el resabio de una lucha más profunda, algo que las une irremediablemente.

A veces se cree que para representar a una mujer fuerte hay que deshacerse por completo de sus emociones y presentarla como una especie de monolito insensible. Nada menos cierto. Desde la perspectiva de la autora Margaret Stohl, Carol Danvers es superpoderosa, pero no aspira a igualar a sus colegas masculinos, por la sencilla razón de que no lo necesita. Sus complejos no son la marca de un “sexo débil” ni algo de lo que deba deshacerse, son una parte más de ella.

The Life of Captain Marvel nos recuerda que las memorias menos deseables también nos constituyen. A pesar del dolor, tenemos la capacidad de elegir cómo contamos nuestra propia historia. Por su parte, la Capitana Marvel sale de este reencuentro con su infancia como cualquiera de nosotros lo haría: siendo más poderosa que nunca.

 

* Imagen destacada: The Multiverse/Marvel Comics