Desde la década de 1980 y hasta la actualidad, la capa de ozono sigue luchando con cerrarse por completo. En realidad, somos nosotros los que luchamos con cerrarla debido a que las actividades antropogénicas son las que producen su deterioro. Sin embargo, el reciente informe del Servicio de Monitoreo de la Atmósfera Copernicus de la Unión Europea anunció que el agujero en la capa de ozono alcanzó el tamaño de la Antártida y se encuentra entre los 25 más grandes.

Con cerca de 22 millones de km2, el agujero sobre el Polo Sur es el mayor desde 2010 a la fecha y ocupa más del doble del área de Europa. Se cree que todavía alcanzará un tamaño mayor debido a que su pico de crecimiento anual se da a finales de septiembre y principios de octubre.

capa ozono agujero tamaño
ESA

¿Cómo se destruye la capa de ozono?

En la década de los setenta, los científicos descubrieron que la capa de ozono se estaba degradando como consecuencia del lanzamiento de ozono creado artificialmente desde la superficie terrestre.

Su degradación se produce principalmente por el uso de productos químicos, los cuales agotan el ozono. Los clorofluorocarbonos (CFC) son los más dañinos y se encuentran en aires acondicionados o refrigeradores.

Como parte del Protocolo de Montreal (un acuerdo internacional firmado en 1980), los CFC se eliminaron gradualmente. Est acción logró que se recuperara poco a poco la capa de ozono, sin embargo, se crearon reemplazos para estos químicos, los cuales también dañan el ozono. Afortunadamente, el Protocolo de Montreal se actualizó para prohibir todo tipo de reemplazo a los CFC. Como consecuencia se ha logrado detener las emisiones de efecto invernadero, pero no al 100%.

capa-de-ozono-atmosfera-recupera-ciencia
GettyImages

La carrera en contra del agujero en la capa de ozono

Para el enorme agujero que sigue avanzando sobre el Polo Sur, la prohibición de las CFC o sus relacionados no es suficiente. La capa de ozono determina que lleva tiempo curar sus heridas y los patrones climáticos ayudan mucho a determinar el tamaño de ese agujero.

Lamentablemente, las condiciones climáticas durante los últimos años no han sido favorables. Es de esperarse que al agujero en la capa siga creciendo a menos que el ciclo climático global se recupere. De acuerdo con Vincent-Henri Peuch, director del Servicio de Monitoreo de la Atmósfera de Copérnico, la estratosfera sobre el Polo Sur ha estado muy fría, esto quiere decir que el vórtice polar es fuerte y puede que continúe así por un rato.

agujero capa ozono
ECMWF

Un mal clima, una mala capa 

Mientras el clima frío permanezca fuerte en el vórtice polar (en el hemisferio sur), básicamente la capa de ozono no podrá recuperarse tanto. El frío a esta escala favorece la formación de nubes estratosféricas polares, estas nubes llevan en su interior cristales de hielo, los cuales afectan la química atmosférica.

En pocas palabras, cuando la luz del Sol golpea a estos cristales una rápida destrucción del ozono se crea. Todo esto en menos de tres meses. La frágil capa de gas atmosférico que protege a la Tierra de los rayos ultravioleta dañinos se desgasta con facilidad.

No obstante, las esperanzas no desaparecen. Recuperar la capa de ozono y ese enorme agujero llevará tiempo, pero depende de nosotros definir cuánto. Si queremos recuperar la capa basta con poner atención al clima, especialmente a los gases de efecto invernadero que causan el cambio climático.

Ya son demasiadas veces las que hemos escuchado o leído “cambio climático”, pero ¿qué estamos haciendo al respecto? Al día de hoy el agujero en la capa de ozono es más grande que la Antártida. Aunque esto no signifique una emergencia eminente, si es una posible sentencia a largo plazo.