13 canciones que fueron creadas en sueños

Muchas de nuestras canciones favoritas fueron concebidas durante los sueños de estas leyendas musicales.

Los sueños son uno de los terrenos más fértiles para la creación. Al fin y al cabo somos seres humanos, pero también seres del sueño, parafraseando a Jack Kerouac. Así como le pasó a este poeta, e incluso a Albert Einstein con su teoría de la relatividad, muchos músicos se han encontrado con sus canciones en sueños.

canciones-suenos-inspiradas-musicos-creatividad

Para Carl Jung los sueños decían mucho de nuestra psique, porque además de ser una vía de expresión del subconsciente, son un reflejo de aquello que experimentamos en la vigilia. Así que un sueño, podría decirse, expresa en gran medida todo lo que somos, y de él podemos aprender más de lo que creemos. Quizá por eso grandes artistas y pensadores han podido estar en un contacto tan orgánico con sus sueños, pues ello requiere de una cierta sensibilidad y curiosidad, e incluso diríamos que se necesita la sabiduría de quien sabe que en los sueños tiene mucho por descubrir.

Muchos músicos han aprovechado esa especie de innata sensibilidad para surfear por su onírico subconsciente, donde han encontrado las melodías o las letras de canciones que terminan por ser grandes éxitos. Algunas de estas canciones son francamente inmortales, lo que habla de la fascinante e insospechada simbiosis entre sueño y vigilia, que son en realidad territorios sin fronteras, que se influyen mutuamente todo el tiempo.

Estas son algunas de las canciones que los sueños han prodigado al mundo de la música.

 

“Yesterday”, The Beatles (1965) 

Paul McCartney se levantó en medio de la noche y fue directo a su piano. De sus sueños había surgido la inspiración para una de las melodías más emblemáticas de todos los tiempos. 

 

“Purple Haze, The Jimi Hendrix Experience (1967) 

Jimi Hendrix soñó que estaba caminando debajo del agua y que una neblina morada lo envolvía. Por supuesto, debajo del agua no hay neblina, pero ese místico y surreal sueño se convirtió en la canción “Purple Haze”.

 

“#9 Dream, John Lennon (1974) 

El más soñador de los Beatles, John Lennon, describe un sueño que tuvo. Esta canción es, literalmente, onírica e incomprensible: el coro es una especie de rezo que dice “Ah! böwakawa poussé, poussé”. Según Lennon, su sueño no fue ninguna inspiración, sino simple y llanamente un pasaje onírico que quiso convertir en canción (y que se posicionó en el lugar #9 del Billboard Hot 100 Chart). 

 

“Five Years”, David Bowie (1972) 

La canción que abre el de por sí onírico álbum de The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars trata sobre un hipotético anuncio del fin del mundo. Bowie soñó en 1971 que su padre le decía que sólo tenía 5 años para vivir y que ya no debía volver a soñar, y por eso escogió que el tiempo para el fin del mundo fuesen 5 años en la canción. 

 

“I Can’t Get no Satisfaction, The Rolling Stones (1965) 

Al igual que le pasó a McCartney, Keith Richards escuchó el riff de esta canción en sueños, junto con la legendaria frase “I can’t get no satisfaction”, que da nombre a la canción.

 

“Let it Be”, The Beatles (1970) 

Otro sueño de Paul McCartney, esta vez de su madre, quien había fallecido cuando él tenía sólo 14 años. En una noche de sueños profundos e insomnio intermitente, McCartney soñó a su madre Mary, quien le decía “Déjalo ser”. 

 

“The Prophet’s Song, Queen (1975) 

La letra de esta canción, que habla sobre un sabio que alerta a la humanidad sobre una profecía, proviene de un sueño febril del guitarrista Brian May, quien por aquel entonces lidiaba con la hepatitis que contrajo debido a una aguja infectada.

 

“Break it Up, Patti Smith (1975)

Esta canción trata de Jim Morrison. Combina un sueño que Patti Smith tuvo sobre el vocalista de The Doors y la visita que hizo a su tumba en el cementerio Père Lachaise de París. En su sueño, Smith ayudaba a Morrison (quien se hallaba encadenado, cual Prometeo, a una piedra) a liberarse.

 

“Every Breath You Take”, The Police (1983) 

La línea principal de la canción, y que le da su nombre, fue soñada por Sting. Con esa frase en mente fue a su piano y compuso la canción en 30 minutos. 

 

“The Man Comes Around, Johny Cash (2002) 

La reina Elizabeth de Inglaterra le dijo a Johnny Cash en sueños que era como un arbusto torcido en medio de un remolino. Años después leyó algo similar en el Book of Revelation y terminó por juntar los puntos que lo llevarían a escribir esta canción.

 

“How to Disappear Completely, Radiohead (2000)

Thom Yorke dijo haber soñado que flotaba en el río Liffey, sin poder controlarlo. Esta canción busca hablar de cómo se siente flotar, como lo hizo Yorke en su sueño. Aunque parte de su inspiración provino también de una plática con miembros de la banda R.E.M.

 

“Enterlude, The Killers (2006)

El vocalista, Brandon Flowers, soñó con Kurt Cobain cantando encima de un bote. Dice que sonaba como Bob Dylan. La melodía de “Enterlude” provino de aquello que cantaba ese navegante Cobain que sonaba como Dylan.

 

“Gust of Wind”, Pharrel Williams (2014)

Esta canción trata de un hombre enamorado de una mujer que lo eleva mental y emocionalmente, como una fuerza natural. Fue inspirada en la esposa de Pharrel, Helen Lasichanh, a quien se la cantó en cuanto despertó, diciéndole que era sobre la divina fuerza que ella representa, como una ráfaga de viento.



México deja en la calle al 70 % de sus mascotas

México ocupa el 1 er lugar de América Latina en animales en situación de calle.

Tener animales de compañía literalmente nos regala vitalidad, pero también puede ser difícil. Mucho más difícil que tomar la decisión de tenerlos. Por eso –y porque se trata de un ser vivo–, es importante repensar con seriedad, antes de adquirir una mascota, si podremos cuidarla con todas las necesidades que implica. 

Tan sólo este dato tan desolador como gravoso nos hará pensarlo dos veces: en México, el 70 % de las mascotas son abandonadas, de cuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Y no sólo eso: 

México ocupa el 1 er lugar de América Latina en animales en situación de calle.

mascotas-mexico-animales-abandonados-calle

De acuerdo con la organización Adoptare, se trata de un problema común en las grandes capitales de latinoamérica que obliga a dichas ciudades a enfrentar graves retos en torno a los animales en abandono. Alan Rozz, fundador de Adoptare México, explica que, aunque las adopciones de animales han aumentado en los últimos años, todavía se compran cachorros y se regalan como objetos, por lo que el abandono también continúa aumentando.

El censo del INEGI de 2016, la cifra de perros en el país es de aproximadamente 19.5 millones; por su parte, la Asociación Mexicana de Médicos Veterinarios y Especialistas en Pequeñas Especies estima que este número podría ascender a 28 millones.

También en Ecoosfera: Aliviar el sufrimiento animal es nuestro imperativo ético y moral

perros-depresion-anisedad-depresivas-mejores-razas-terapias

Adopta, no compres

Numerosas investigaciones han comprobado los beneficios mentales, emocionales (e inclusive físicos) que las mascotas pueden detonar en nosotros. Los perros, especialmente, figuran en las terapias contra la depresión y la ansiedad, así como en la sanación rápida de las enfermedades, precisamente por demostrarnos esa fidelidad natural digna de su especie. 

Con tanta dicha que los canes son capaces de ofrecer, resulta difícil entender cómo es que existen tantos de ellos en situación de calle. Se piensa que la razón principal es que no se ha logrado cultivar una cultura de la esterilidad. Sin embargo, la cría de perros de raza sigue siendo un negocio y aún nos queda mucho por hacer en cuanto a la educación colectiva que demanda tener un perro en casa.

Por ello, siempre es importante adoptar en vez de comprar. Darle la oportunidad a un ser vivo que está dispuesto a darlo todo por quien se atreva a cuidar de él.  

En la Ciudad de México, muchos albergues, asociaciones y ONG se dedican a rescatar a estos animales en espera de un dueño. En este link puedes revisar algunos.

perro-olfato-emociones-vinculo-afectivo-perros-huelen-miedo

Existe una arraigada (y muy obsoleta) idea de que los animales no pueden sentir. O que al no poderse comunicar mediante un lenguaje de palabras no tienen conciencia de sus sentimientos, por ejemplo del dolor. Actualmente son muchos los estudios científicos que han desmentido este mito infundado,  y que pretenden informar a la sociedad para que, de una vez por todas, entendamos que se trata de una vida, de la que nos hacemos cargo.



La psicología detrás de las letras de canciones más repetitivas de la historia

Las canciones con letras repetitivas se comportan mejor en las listas de éxitos, lo que puede demostrarse con un sencillo algoritmo.

Las letras de las canciones pueden ser sugerentes y poderosas en sí mismas, pero muchas veces solamente forman un relleno pegajoso que nos hace recordarlas. Esto no es necesariamente negativo: una canción sumamente exitosa como “Around the World” de Daft Punk no necesita más que esas tres palabras para convertirse en un éxito gigantesco.

¿Pero estamos condicionados a preferir las canciones repetitivas? Es difícil saberlo. Lo que sí podemos saber es cuántas de las canciones más exitosas de los últimos años cuentan con letras repetitivas. 

Colin Morris es un fanático de la estadística aplicada a la música. Él se dio a la tarea de analizar qué tan repetitivas son un grupo de 15,000 canciones que entraron en la famosa lista de éxitos de Billboard entre 1958 y 2017. Esto califica las canciones incluidas como éxitos comerciales, a pesar de la diversidad de géneros incluidos.

Para lograr esto, Morris utilizó un sencillo algoritmo de compresión, el cual agrupa las palabras repetidas y ofrece un porcentaje de compresión. Si un texto tiene muchas palabras diferentes se comprime poco; si tiene poca diversidad de palabras (aunque se repitan a menudo) tendrá un alto porcentaje de compresión. Según Morris, la eficiencia del algoritmo “se relaciona directamente con el número y longitud de las secciones repetidas en un texto”, como una canción.

Para ponerlo de modo sencillo, un texto en prosa (como el de este artículo) tiene una compresión de aproximadamente 8%, mientras que una canción como “Around the World” tiene una compresión de 98%.

 

Top 10 de las canciones más repetitivas

Colin Morris

Y es que no se necesita estadística para saber por intuición cuando una canción es muy repetitiva. Pensemos en ejemplos como “Funkytown” o “Macarena”: letras muy sencillas que se repiten una y otra vez, pero que tienen gran éxito comercial, en parte porque son fáciles de recordar, pero también porque son bailables, disfrutables musicalmente, o por razones comerciales.

Sin embargo, es interesante recalcar que las canciones de la lista Billboard se van haciendo más “comprimibles” con el tiempo. Según estimaciones de Morris, 2014 fue el año más repetitivo, donde en promedio las canciones se comprimían un 22% más que en 1960.

Cabe decir que no todos los géneros musicales se comportan igual. Por ejemplo, en el rap y el hip-hop, las letras de las canciones son mucho más extensas y diversas, puesto que, aunque muchas palabras rimen, los MCs buscan diversidad en sus rimas.

Como ejemplo, tomemos “Rap God” (2013) de Eminem, la cual tiene una compresión de 33%, y comparémosla con “American Oxygen” (2015) de Rihanna, cuya compresión es de 78%.

Por otra parte, “Rap God” de Eminem sostiene el récord Guiness por ser la canción con más palabras en ella: Eminem rapea un promedio de 6.5 palabras por segundo, y hay una sección donde Marshall Mathers logra decir 97 palabras en tan sólo 15 segundos (a partir de 4’26”). 

Esto no quiere decir necesariamente que la canción de Eminem sea mejor que la de Rihanna o viceversa, sino que un análisis estadístico de sus letras revela que la de Eminem tiene menos palabras repetidas que la de Rihanna.

La página en la que Morris explica más a fondo estos conceptos y ofrece la posibilidad de navegar a través de los datos para ver cómo funcionan las letras de miles de canciones puede consultarse aquí