El planeta está plagado de secretos escondidos entre sus capas, recordemos que no se trata de una esfera uniforme, sino de un geoide con distintas capas que lo vuelven sumamente rico en características. Es por esto que los investigadores invierten tanto tiempo en tratar de descifrar todos los misterios que yacen bajo tierra y siempre que se encuentran con uno como este canal subterráneo que comunica las Galápagos con Panamá, se asombran de la maravilloso que es nuestro planeta.

Según un equipo internacional de geólogos del Instituto Oceanográfico Woods Hole (WHOI), han encontrado un inesperado canal subterráneo de más de un kilómetro de longitud que conecta a las Galápagos con Panamá. Encontraron composiciones químicas anómalas debajo en el subsuelo de Panamá y gracias a esto, descubrieron un túnel natural por el que fluye magma de extremo a extremo. Un hallazgo sorprendente ya que el país se encuentra alejado de cualquier volcán activo.

magma solidificado

Se creía que dentro del territorio panameño y sobre todo en el manantial frío donde se encontraron las muestras, no deberían existir signos de actividad volcánica. No obstante, los geólogos del WHOI encontraron muestras de intensa actividad volcánica, lo que los desconcertó por completo.

David Bekaert, coautor de la investigación publicada en Proceedings of the Nacional Academy of Sciences, explicó que los sistemas volcánicos son como el equivalente de un organismo vivo. Cuando dicho organismo sangra, el magma sale a la superficie terrestres y al igual que se puede analizar el tipo de sangre, este magma que ha quedado como restos en la tierra se puede analizar de igual manera. Así fue como encontraron gas volcánico extraño presente en las muestras magmáticas y luego realizaron sus conclusiones para predecir de dónde vino en términos de procesos geológicos profundos.

Unidos por las entrañas terrestres 

De esta manera, descubrieron que tal magma habría llegado hasta ahí desde un lugar lejano, las Islas Galápagos. Según la investigación, la abertura se encontraría a unos 100 kilómetros por debajo de la superficie de la tierra y sería la boca de un canal subterráneo que conecta a las Galápagos con Panamá. Sólo de esta forma el flujo de materiales del manto viejo ya en forma de rocas, podría haber llegado hasta aquel lugar. Los autores explican que las rocas fueron arrastradas por el ‘viento del manto’ a través de dicho pasaje subterráneo. Se sabe que proceden de las Galápagos pues los restos de material magmático del archipiélago donde Darwin descifrara el Origen de las Especies, tienen una firma geoquímica muy marcada.

canal subterraneo Galápagos Panamá
Uno de los tantos túneles de lava en las Galápagos.

Los resultados transforman por completo el conocimiento que se tenía sobre el comportamiento del magma terrestre. Pues se ha estipulado que los volcanes poseen una cámara magmática que no se dispersa lateralmente, sólo ascendentemente hasta salir por la superficie. Sin embargo, este estudio sugiere que los puntos subterráneos más calientes como el de las Galápagos y Hawái, no están fijos en su lugar. Es posible que en vez de únicamente ascender, el magma también fluya lateralmente a través de las partes superiores del manto terrestre.

No cabe duda que el planeta es mucho más complejo de lo que hemos podido comprender todavía. Debajo en sus capas más internas, se producen procesos importantes que mantienen en funcionamiento a la Tierra que parecen estar interconectados.

Referencias: Bekaert, D. Gazel, E. Turner, S. Behn, M. Moor, J. (2021). High 3He/4He in central Panama reveals a distal connection to the Galápagos plume. PNAS, 118 (47). DOI