Los efectos del cambio climático son visibles a lo largo y ancho del planeta. Conforme el tiempo avanza, las distintas naciones del mundo experimentan fenómenos poco usuales y ahora es un hecho que las estaciones marcarán un nuevo ritmo. El verano será más largo y el invierno más corto durante los próximos 80 años y todo por el cambio climático.

Según un nuevo estudio, las estaciones sufrirán un cambio en términos de duración. Los veranos podrían extenderse hasta durar seis meses, mientras que los inviernos se reducirían a dos meses. El análisis muestra que al menos durante los próximos 80 años podría ser así debido al aumento en la crisis climática.

cambio climatico temperatura
Ivan Canu

La descompensación ecológica es evidente y catastrófica. Durante el 2020 se observaron distintos fenómenos inusuales en todo el mundo; intensos incendios en Australia y California, más inundaciones en Latinoamérica y nevadas en Israel o Japón.

Pero estos efectos no serán los únicos, con el cambio en las estaciones se espera que los ciclos de agricultura se modifiquen por la temporada prolongada de sequías. Asimismo, los procesos reproductivos de distintas especies, tales como las ballenas, se pueden ver afectados. Se espera que los fenómenos naturales se vuelvan más intensos y agresivos. Por lo tanto, habrá mayores riesgos para las sociedades en todos los niveles.

Sam Bark on Unsplash

Datos históricos sobre el verano y el invierno a raíz del cambio climático

De acuerdo con la investigación de Geophysical Research Letters, los datos históricos del verano de 1952 a 2011 indican un aumento del 25% en la temperatura de la estación, esto solo a sus inicios.

Además, a lo largo de este período se comprobó que el verano se alargó de 78 a 95 días, mientras que el invierno se redujo de 76 a 73 días. Unos cuantos días puede no ser tan malo, pero cuando el rango visibiliza un patrón, entonces quiere decir que augura un cambio más brusco al paso de los años.

habitos-ecologicos-combatir-cambio-climatico-casa

En consecuencia, este aumento del verano y disminución del invierno proclama el avance del cambio climático. Esto quiere decir que climáticamente las temperaturas globales promedio están cambiando, se están volviendo más cálidas.

Cuando todo se mira desde un panorama general logramos observar que todo se conecta. No es coincidencia que aumenten los incendios al mismo tiempo que los polos se derriten. Los procesos naturales de la Tierra se transforman y esto no quiere decir que el planeta se acabará, sino que estamos amenazando nuestra propia existencia.

Sigue leyendo: Infierno en la Tierra: en 2070, millones podrían vivir bajo un calor casi insoportable