Para las mañanas en las que el sueño es intenso o la energía está en su más bajo nivel… no hay nada mejor que una buena taza de café (o al menos eso es lo que queremos pensar). El café es, por mucho, una de las bebidas más consumidas en todo el mundo, con unos 9,537 millones de kilos de café repartidos por todo el planeta.

cafe-taza-murcielagos
Clay Banks

Entre sus buenos efectos y otros no tan buenos, el café conquista con su sabor y aroma a millones de personas alrededor del mundo. No obstante, lejos de la exquisita sensación que deja en nuestro paladar, esta bebida esconde en su esencia una especie de droga: la cafeína.

Pero esto no lo decimos nosotros; el libro Caffeine de Michal Pollan nos habla sobre los efectos, beneficios y otras cosas misteriosas del café, y explora la adicción a esta bebida y su impacto en el mundo.

 

Lo que sabemos del café

La cafeína es esa droga poderosa­­—según Pollan­— que altera nuestra mente de formas inesperadas. Algunos estudios aseguran que el café ayuda a mejorar el rendimiento mental y en ocasiones el deportivo. Pero si algo hemos aprendido, es que el café también tiene efectos negativos.

Entre ellos están los fuertes síntomas de abstinencia, los cuales aparecen al haber abandonado el consumo regular de café, por ejemplo, hiperactividad y ansiedad. Sin embargo, cuando dejas esta bebida no todo se vuelve un tormento.

cafe-beneficios-efectos-cafeina

En palabras de Pollan: “La cafeína es el enemigo del buen sueño”. Si lo más importante que estás planeando en tu vida es recuperar la calidad de tu sueño, entonces despídete de tus altas dosis de café por las mañanas.

Y si es muy necesario tomarlo, deberás hacerlo antes del mediodía porque, de acuerdo con Matt Walker, psicólogo del sueño, el café y el té tienen efectividad en tu torrente sanguíneo durante más de 1 día.

Sin embargo, entre todos estos síntomas, lo que debes tener muy claro es que esta bebida no necesariamente te despierta. Esta sustancia actúa como un calmante de los estímulos y síntomas de abstinencia que podrías experimentar, como una droga.

 

Los efectos de la cafeína

Todo comienza cuando nuestros neurotransmisores liberan una sustancia llamada adenosina, la cual se acumula durante todo 1 día hasta que en la noche nos hace sentir cansados y con mucho sueño, listos para descansar. No obstante, si agregamos una taza de café poco antes de dormir, la cafeína se cuela dentro de los neurotransmisores bloqueando el flujo de adenosina. Es aquí donde todos agradecemos los efectos del café.

Pero tras bloquear varias veces la señal de sueño provocada por la adenosina, ésta sigue aumentando hasta que el efecto del café desaparece y una bomba de cansancio inunda todo el cuerpo, como resultado de la acumulación de adenosina.

Es justo ahí donde el sueño profundo rescata las mentes de los adictos al café. De tanto tiempo que el cuerpo ha permanecido bloqueado, llega un punto en el que los efectos tienen que expresarse y sólo entonces es cuando llega el descanso profundo.

Puede que esta bebida nos ayude a mantenernos alerta en casos muy necesarios. Pero la realidad es que nuestro cuerpo debe fluir en constante equilibrio. Si bien no queremos abandonar esta bebida deliciosa y que goza de otros beneficios, lo que sí podemos hacer es moderar el consumo por el bien de nuestro descanso.

bebida-cafe

 

Sigue leyendo: 60% de las especies de café silvestre están en peligro de extinción por el calentamiento global