Tu nariz puede captar las buenas y malas vibras (la 💯cia te dice cómo)

Percibir las “buenas” y “malas” vibras puede ser una forma de comunicación inconsciente, e incluso una ventaja evolutiva.

¿Has sentido un extraño escalofrío al entrar a una casa o habitación, como si de pronto algo cambiara en el ambiente, pero no puedes explicar por qué? Muchas veces la gente nos agrada o nos disgusta sin que medien palabras, y lo mismo pasa con ciertas situaciones o lugares: despiertan en nosotros una breve aunque potente reacción emocional

La “energía” de los lugares o personas (la “vibra” o la energía de las cosas, si se prefiere un enfoque mágico) podría explicarse científicamente como un conglomerado de señales químicas mediante el cual los humanos transmitimos y recibimos señales de otros a través del olfato y los aromas, incluso a través del tiempo. 

Esas vibras son algo así como fantasmas de las emociones de alguien más, captadas a través del olfato. Las reconocemos, incluso pueden afectarnos psicosomáticamente, pero no podemos explicar de dónde salieron.

Esta es la hipótesis publicada en la revista Psychological Science por un equipo de investigadores de la Universidad de Utrecht, en Holanda. Desde 2012 intentan determinar si los humanos producimos señales químicas que, a su vez, otros pueden detectar e interpretar.

 

Sincronización emocional olfativa

Los aromas son capaces de despertar en nosotros todo tipo de emociones, de la atracción al asco. Tomando eso en cuenta, los investigadores hicieron un experimento en el que un grupo de hombres observaban una serie de videos aterradores o desagradables, utilizando un tipo de playera particular (o remera, para nuestrxs lectorxs fuera de México).

Previo al estudio, cada hombre recibió un estricto protocolo de aseo corporal. Esto para no enmascarar el aroma particular que cada persona produce como resultado de un estímulo o refuerzo negativo, como ver una serie de imágenes desagradables.

Después, los investigadores le dieron las playeras a un grupo de mujeres, con el fin de captar sus reacciones inmediatas al olerlas. El estudio mostró una relación directa entre el gesto de las mujeres y el tipo de videos que habían visto los hombres. En palabras del propio estudio, las mujeres se “sincronizaban emocionalmente” con la emoción que había experimentado el portador de cada playera.

Pero eso no es todo. Unos años después reprodujeron el experimento, esta vez utilizando refuerzos positivos en los hombres. Como esperaban, las mujeres tuvieron una expresión positiva, acorde con el estímulo recibido por los hombres. En palabras del doctor Jasper H. B. de Groot, uno de los coautores:

Nuestros descubrimientos sugieren que tanto los estados negativos como los positivos (como la felicidad) pueden transferirse a través de los aromas.

como-alejar-malas-vibras
Las reacciones emocionales espontáneas (o “vibras”) pueden ser mensajes codificados que nuestro olfato detecta

 

Más allá de la dicotomía buena/mala vibra

Este proceso es menos místico de lo que podríamos pensar, pero igualmente interesante. Tendemos a creer que somos “visuales” o “auditivos” según nuestra personalidad, pero nuestra impresión inmediata e inconsciente del mundo se compone de más cosas que las que vemos y escuchamos. De hecho, parece ser resultado de un escaneo constante de nuestro entorno, tanto en la vigilia como durante el sueño. A diferencia de nuestros ojos y nuestra boca, la piel, la nariz y los oídos no tienen algo que los cierre del todo frente a estímulos exteriores. 

Cada sentido desencadena señales que nuestras neuronas interpretan como imágenes, sonidos, sabores y aromas, según sea el caso. El problema es que no es sencillo describir los aromas, mucho menos las sensaciones que nos producen. Piensa en tus reacciones corporales al oler olores agradables y desagradables.

buenas-vibras
Los animales reciben mucha información de su entorno a través del olfato

Las señales químicas que De Groot y sus colegas encontraron son apenas la punta del iceberg para entender el sentido de este tipo de comunicación o transmisión de información entre humanos. Los científicos sospechan que el olfato nos aporta un panorama perceptual que pudo ser relevante en la prehistoria de nuestra especie.

En la naturaleza se ha observado que muchos animales muestran respuestas colectivas frente a los peligros de su entorno. La presencia de un depredador se aprecia con el olfato antes que con la mirada. La reacción de alerta de un simio comienza con estímulos sensoriales: probablemente el olor de una leona sea más fuerte que el ruido de sus zarpas entre la hierba. Además, al oler una señal de peligro, un individuo alerta al resto de los suyos, lo que aumenta las posibilidades de supervivencia colectiva.

Queda mucho por conocer todavía acerca del mecanismo de la “sincronización emocional” y las señales químicas que enviamos y recibimos. Tal vez lo que necesitamos es un lenguaje para comprender qué es lo que nuestro olfato trata de decirnos.



México deja en la calle al 70 % de sus mascotas

México ocupa el 1 er lugar de América Latina en animales en situación de calle.

Tener animales de compañía literalmente nos regala vitalidad, pero también puede ser difícil. Mucho más difícil que tomar la decisión de tenerlos. Por eso –y porque se trata de un ser vivo–, es importante repensar con seriedad, antes de adquirir una mascota, si podremos cuidarla con todas las necesidades que implica. 

Tan sólo este dato tan desolador como gravoso nos hará pensarlo dos veces: en México, el 70 % de las mascotas son abandonadas, de cuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Y no sólo eso: 

México ocupa el 1 er lugar de América Latina en animales en situación de calle.

mascotas-mexico-animales-abandonados-calle

De acuerdo con la organización Adoptare, se trata de un problema común en las grandes capitales de latinoamérica que obliga a dichas ciudades a enfrentar graves retos en torno a los animales en abandono. Alan Rozz, fundador de Adoptare México, explica que, aunque las adopciones de animales han aumentado en los últimos años, todavía se compran cachorros y se regalan como objetos, por lo que el abandono también continúa aumentando.

El censo del INEGI de 2016, la cifra de perros en el país es de aproximadamente 19.5 millones; por su parte, la Asociación Mexicana de Médicos Veterinarios y Especialistas en Pequeñas Especies estima que este número podría ascender a 28 millones.

También en Ecoosfera: Aliviar el sufrimiento animal es nuestro imperativo ético y moral

perros-depresion-anisedad-depresivas-mejores-razas-terapias

Adopta, no compres

Numerosas investigaciones han comprobado los beneficios mentales, emocionales (e inclusive físicos) que las mascotas pueden detonar en nosotros. Los perros, especialmente, figuran en las terapias contra la depresión y la ansiedad, así como en la sanación rápida de las enfermedades, precisamente por demostrarnos esa fidelidad natural digna de su especie. 

Con tanta dicha que los canes son capaces de ofrecer, resulta difícil entender cómo es que existen tantos de ellos en situación de calle. Se piensa que la razón principal es que no se ha logrado cultivar una cultura de la esterilidad. Sin embargo, la cría de perros de raza sigue siendo un negocio y aún nos queda mucho por hacer en cuanto a la educación colectiva que demanda tener un perro en casa.

Por ello, siempre es importante adoptar en vez de comprar. Darle la oportunidad a un ser vivo que está dispuesto a darlo todo por quien se atreva a cuidar de él.  

En la Ciudad de México, muchos albergues, asociaciones y ONG se dedican a rescatar a estos animales en espera de un dueño. En este link puedes revisar algunos.

perro-olfato-emociones-vinculo-afectivo-perros-huelen-miedo

Existe una arraigada (y muy obsoleta) idea de que los animales no pueden sentir. O que al no poderse comunicar mediante un lenguaje de palabras no tienen conciencia de sus sentimientos, por ejemplo del dolor. Actualmente son muchos los estudios científicos que han desmentido este mito infundado,  y que pretenden informar a la sociedad para que, de una vez por todas, entendamos que se trata de una vida, de la que nos hacemos cargo.



Cuáles sí y cuáles no son las fotografías de los incendios en el Amazonas

Una parte del principal pulmón del planeta arde en llamas, pero las imágenes en redes sociales no corresponden al suceso.

Las llamas consumen el Amazonas y en las redes sociales circulan devastadoras imágenes, pero no todas corresponden a los incendios que está sufriendo hace más de 15 días un sector de la selva amazónica.

La Agencia France-Presse (AFP) declaró que varias de las fotos con la etiqueta #PrayForAmazonas que denuncia la emergencia ambiental, son engañosas porque no corresponden a los efectos de estos incendios. Algunas fotos que se viralizaron son imágenes antiguas y otras ni siquiera fueron tomadas en Brasil.

En Facebook y en Twitter circulan las siguientes imágenes que NO sucedieron por los incendios en el Amazonas en este mes de agosto, por ejemplo:

 

1. Un mono llora desconsolado abrazando, aparentemente muerto, a su cría. Ha sido una de las fotos más virales; sin embargo, la imagen fue tomada en Jabalpur —India— por el fotógrafo Avinash Lodhi.

Por cierto, Avinash declaró al periódico británico The Telegraph que el pequeño mono no estaba muerto, sólo se había tropezado.

 

2. La segunda foto viral, arriba a la derecha, muestra una gran extensión de bosque incendiada y mucho humo. Fue tomada en el año 1989 por un fotógrafo de la agencia francesa Sipa Press, adquirida luego por la entonces Rex Features, ahora Shutterstock Editorial, y publicada por The Guardian en el año 2007.

Las personas —famosos o no— están compartiendo las imágenes sin verificarlas. El actor Jaden Smith, hijo de Will Smith, publicó la imagen en su cuenta de Instagram y, hasta el momento, ya superó los 1,2 millones de “me gusta” con el mensaje “el bosque del Amazonas se está incendiando, esto es terrible”.

 

3. Son varias las fotografías de bosques quemados con escenarios apocalípticos. Una de ellas es la imagen del Amazonas pero del año 2017. Fue capturada por el fotógrafo de la agencia Reuters, Bruno Kelly, durante la llamada Operación Ola Verde, una quema controlada que realizó el Instituto Brasileño del Medio Ambiente y Recursos Naturales Renovables

 

Otras imágenes que la agencia francesa AFP ha detectado que no pertenecen a este evento histórico son:

 

¿Pero cuáles imágenes sí son de los incendios del Amazonas de 2019?

Las fotos satelitales tomadas por el Observatorio Terrestre de la NASA son verdaderas. Reflejan la situación en los estados de Rondonia, Amazonas, Pará y Mato Grosso. Las imágenes fueron registradas los días 11 y 13 de agosto de 2019. 

NASA

 

Las siguientes imágenes también son actuales, tomadas durante el mes de agosto de 2019. Pertenecen a la agencia Reuters:

incendios amazonia amazonas fotos reales agosto 2019
Ueslei Marcelino / REUTERS / Agosto de 2019
incendios amazonia amazonas fotos reales agosto 2019-0
Ueslei Marcelino / REUTERS / Agosto de 2019
incendios amazonia amazonas fotos reales agosto 2019
Ueslei Marcelino / REUTERS / Agosto de 2019
incendios amazonia amazonas fotos reales agosto 2019
Ueslei Marcelino / REUTERS / Agosto de 2019
incendios amazonia amazonas fotos reales agosto 2019
Ueslei Marcelino / REUTERS / Agosto de 2019
incendios amazonia amazonas fotos reales agosto 2019
Ueslei Marcelino / REUTERS / Agosto de 2019
incendios amazonia amazonas fotos reales agosto 2019
Ueslei Marcelino / REUTERS / Agosto de 2019

 

Los incendios que está sufriendo el Amazonas se deben en gran parte a las quemas provocadas para deforestar los terrenos: 2,254.8 kilómetros cuadrados en julio, casi el cuádruple del mismo mes de 2018, según el Programa de Quemas del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales de Brasil.

 

* Fotos: NASA y AFP Factual