Este 7 de mayo se conmemora la iluminación, el nacimiento y la muerte de Buda en muchos países de Asia con la festividad de Vesak, que corresponde al antiguo calendario lunisolar de la India. Por eso, es el mejor momento para reflexionar sobre sus enseñanzas y lo que significa ser budista.

 

¿En qué creen los budistas?

Para los budistas, el mundo no fue creado por un solo dios. Por eso, algunas personas no ven al budismo como una religión en el sentido occidental, más bien la entienden como un camino (filosófico) de práctica y desarrollo espiritual que conduce a la comprensión de la verdadera naturaleza de la realidad. 

La mayoría de los budistas creen en las enseñanzas de un hombre llamado Siddhartha Gautama, también conocido como Buda. La historia de este personaje es intrigante y hermosa: un príncipe nacido en Nepal en el sigo V a. C. decidió renunciar a los lujos de la realeza porque representaban una ilusión cotidiana que no garantizaba la felicidad humana. Siddhartha salió del palacio y emprendió un viaje de múltiples aventuras que lo pusieron en contacto con los aspectos más sutiles de la naturaleza y el sufrimiento humano. 

En el mundo hay diferentes tipos de budismo. Dentro de los principales se encuentra el theravada, el tibetano, el mahayana y el vajrayana. Cada uno implica metodologías distintas que le dan una textura específica a este camino espiritual. Sin embargo, se ciñen a las mismas bases. Los principios básicos de la enseñanza budista son sencillos y prácticos: primero, en el mundo nada es fijo o permanente porque la única constante es el cambio y, segundo, las acciones tienen consecuencias porque estamos insertos en una red interconectada de causas y efectos.

 

¿Qué es y cómo se celebra la fiesta de Vesak?

Para millones de budistas, Vesak es el momento más sagrado de todo el año. Fue en el día de Vesak que hace 2 milenios y medio nació el Buda, pero no sólo eso: en esta fecha también se celebra el momento en el que alcanzó la iluminación y el día de su muerte. Este día sirve como metáfora para ilustrar las enseñanzas del dharma, una rueda que representa, entre otras cosas, el ciclo kármico y la disciplina que es esencial para practicar la meditación. 

La fecha de Vesak cambia cada año, ya que tiene lugar en el momento de la primera luna llena del antiguo mes lunar de Vaishaka, que generalmente cae en mayo o principios de junio. Las formas de celebrar también cambian dependiendo de la cultura, no es lo mismo festejar este día en la India que en Tailandia o en Corea del Norte y del Sur. 

Normalmente, los budistas visitan sus templos locales y pasan todo el día ahí hasta que cae la noche, para ver la luna llena. Sin embargo, debido a la pandemia de la COVID-19, este año las celebraciones tendrán que hacerse en casa. Desde ahí participarán en cantos y meditaciones, podrán reflexionar sobre las enseñanzas del Buda y hacer algunas ofrendas. 

budismo-miedo-a la muerte-monjes budistas

 

4 lecciones del Buda para reflexionar durante la cuarentena

Al centro de las enseñanzas budistas están las Cuatro Nobles Verdades. Cada una forma un pilar fundamental que sostiene el camino hacia la iluminación. Aquí te platicamos, brevemente, sobre cada una: 

 

 La verdad del sufrimiento [dukkha]

La primera verdad aborda la naturaleza del sufrimiento de inicio a fin: el nacimiento, la vejez, la enfermedad y la muerte revelan la incomodidad del cambio y el dolor de la impermanecia por el apego que tenemos hacia la vida, los objetos y las personas. 

 

La verdad del origen del sufrimiento

La segunda verdad explora el origen del sufrimiento, que nace del deseo. Si no conocemos la verdadera naturaleza de la realidad, el deseo sólo responde a las ilusiones del “yo”, a esa construcción identitaria con la que habitamos el mundo.  

 

La verdad de la cesación del deseo

La tercera verdad analiza la manera de lograr que cese el sufrimiento, a través del desapego y la renuncia al deseo. Es un proceso doloroso pero ilustrativo, que poco a poco deconstruye al mundo y la idea que tenemos de nosotros mismos. 

 

La verdad del camino

La cuarta verdad es una metodología abstracta, de ocho etapas, que se adentra en las texturas de la forma en la que pensamos y actuamos en el mundo. Este proceso evita tanto la indulgencia como el ascetismo severo. Las ocho divisiones son: la comprensión correcta (sammā ditthi), la intención correcta (sammā san̄kappa), el discurso correcto (sammā vācā), la acción correcta (sammā kammanta), los medios de subsistencia correctos (sammā ājīva), el esfuerzo correcto (sammā vāyāma), la atención plena correcta (sammā sati) y la concentración correcta (sammā samādhi). 

 

Sigue leyendo: Aprende a dejar ir y serás libre: enseñanzas de un monje budista para aprender a morir