No es ningún secreto que la industria refresquera es de las que más contamina el planeta. Con sus millones de toneladas de envases de plástico desechables que terminan en la basura, pero poco a poco la demanda de los consumidores, exige soluciones en cuanto al problema de contaminación y desechos que van a parar al mar, así fue como se desarrollaron las primeras botellas de papel. 

Al parecer no hemos estado tirando gritos al aire para exigir una solución. Coca Cola que es bien conocida por ser la marca más contaminante del mundo, tiene la vista fija en miras para cambiar esta situación. Ha lanzado un prototipo de nuevo empaque a base de papel y que, al parecer, reduciría considerablemente la contaminación causada por la empresa refresquera.

envases de refrescos

Las botellas de papel se desarrollaron en colaboración con la empresa danesa Paboco que se especializa en envases reciclables para productos. Y no es un proyecto nuevo, han estado trabajando en él durante siete años.  El prototipo ya está listo para ser probado, aunque ciertamente se enfrenta a complicaciones. La más obvia es que el papel por sí sólo no puede evitar que el líquido lo empape y arruine todo el envase.

envase de papel
Coca-Cola

Como era de esperarse y al igual que funciona con los tetrapack, el papel requiere de un recubrimiento plástico para evitar que se estropeé.

“Va a ser una barrera de base biológica, eso es realmente algo mínimo, que mantiene los alimentos seguros, que mantiene el producto seguro al mismo tiempo”, explica Michael Michelsen, gerente de desarrollo comercial de Paboco.

Pero esta no es la única complicación evidente. El envasado de productos refresqueros tiene como característica principal que debe ser al vacío y alta presión, para evitar el escape de gas o que algo caiga dentro del líquido.

envase de papel Adez
Coca-Cola

Al parecer la empresa ha dedicado esfuerzos a sortear estas complicaciones para el envasado de su refresco y lo tiene listo para realizar los primeros lanzamientos. El prototipo está listo para probarse y Hungría será el país para la fase beta de prueba. La prueba iniciará en verano de este año y se limitará únicamente a la bebida de Coca Cola llamada Adez. La prueba incluirá 2 mil botellas vendidas en una cadena minorista local.

“Ya tenemos una buena comprensión de lo que atravesará la botella cuando la llevamos al mundo real. Pero hay un cierto punto en el que simplemente no puedes diseñar un escritorio a partir de esto, ¿verdad?”, agrega Michelsen.

Si bien es cierto que la botella de papel apenas está en su inicio de implementación, al menos nos da una idea de que la industria refresquera está dedicando esfuerzos para atender a las demandas del público que exige medidas para cuidar del medio ambiente. Esto no significa que hay que bajar la guardia, aún falta mucho camino por recorrer para lograr una vida sostenible que garantice la buena coexistencia del humano con la naturaleza.  

Sigue leyendo: Platos y envases comestibles: una opción deliciosa para comenzar a vivir en el futuro