En muchos sentidos, la pandemia exigió una transformación de la humanidad. Algunos tomaron la oportunidad para recordar lo importante, otros para repensar el camino y algunos más para reconectar con la naturaleza. Por ejemplo, Barcelona, París y Lisboa transformaron sus calles para ofrecer un panorama más accesible para las bicicletas y más limpio.

bicicleta-beneficios-ambiente-transporte

Al volver a las calles, los ciudadanos de estas capitales descubrieron la metamorfosis. Siendo la segunda ciudad más grande de España, Barcelona se convirtió en el centro metropolitano más amigable con las bicicletas. Aunque la pandemia es un desafortunado suceso mundial, también se presentó como una oportunidad de cambiar las cosas. Aquí debe surgir nuestro mayor sentido de responsabilidad y conciencia ambiental, porque de esos elementos depende la salud y equilibrio de la humanidad.

Después de que las autoridades de Barcelona se dieran cuenta de que solucionar la contaminación del aire era demasiado difícil con tantos automóviles en la carretera, reconsideraron el futuro de las bicicletas. El jefe de servicios de movilidad en Barcelona, Adria Gomila, lideró el cambio en la ciudad, y los resultados fueron magníficos. 

bicicleta-transporte-urbano-facil

También en Ecoosfera: Un mapa mundial del uso de bicicletas públicas (CDMX y París en los primeros lugares)

 

Rediseñando la vida con bicicletas

En 2003 un marco legal proporcionó los medios para el establecimiento de más carriles para bicicletas, objetivo que se actualiza cada 6 años. La ciudad planeó la ubicación de carriles y abrió paso a una nueva calidad de transporte. Distintas ciudades en todo el mundo integran infraestructura para bicicletas bajo el reconocimiento de que las cosas deben hacerse de manera diferente para que haya un verdadero cambio. Hasta ahora Bolonia agregó 94 kilómetros, Lisboa 77 kilómetros y París 69 kilómetros.

La codirectora ejecutiva de la Federación Europea de Ciclistas en Bruselas, Jill Warren, aseguró que:

hay diferentes cosas que se pueden hacer, tales como reutilizar carreteras para ciclistas, reducir los límites de velocidad, crear calles sin automóviles, dar incentivos para comprar o reparar bicicletas, etcétera.

bicicletas-ciudades-calles-contaminacion-beneficios

La verdadera inversión que se requiere para impulsar las ciudades aptas para bicicletas incluye planeación, reconfiguración e impulso para hacerlo. El uso de bicicletas dependerá de qué tanto transformemos las ciudades para hacerlas inevitablemente necesarias.

Tal como se adaptaron las ciudades para los automóviles, ahora deberán ajustarse a este transporte de dos ruedas. Los cambios radicales toman tiempo, pero no más de algunos meses, si aprovechamos la oportunidad. Pensemos la vida en torno a las bicicletas, y disfrutemos de sus beneficios.

 

Sigue leyendo: Cómo andar en bicicleta en la ciudad (y no desilusionarte en el intento)