Cientos de barcos pesqueros de China se han colocado en el límite de las Islas Galápagos y amenazan a la biodiversidad que de por sí se encuentra en peligro de extinción. Apelar a la diplomacia es el único recurso con el que el gobierno cuenta para proteger a la vida de la región.

Islas Galápagos
Islas Galápagos

Las Islas Galápagos son representativas no sólo por haber fungido como el laboratorio natural desde el que Darwin desarrollara su teoría evolutiva, sino porque a la fecha siguen siendo un santuario de la vida. La propia UNESCO no pudo pasar desapercibido este paraíso natural y las nombró Patrimonio Natural de la Humanidad, siendo el primer sitio en el mundo que ostentó este título. A este sitio ‘semillero de la vida’, acuden especies en peligro de extinción para reproducirse y guarda en sus alrededores parte importante de la biodiversidad del mundo.

También en Ecoosfera: Lista roja de los pescados que NO deberías consumir

Lamentablemente, las Islas Galápagos se encuentran amenazadas por distintos factores entre los que figura claro, el calentamiento global. Pero por si no fuera suficiente, una flota de cientos de barcos pesqueros provenientes de China, acecha al archipiélago en el borde exterior de las zonas de jurisdicción de Ecuador. Ante tal amenaza y por cuestiones de geopolítica, el gobierno ecuatoriano sólo cuenta con la diplomacia para defender a la biodiversidad que fluye en las aguas oceánicas fuera de las divisiones de las fronteras humanas.

Al acecho de las Islas Galápagos 

Este año 260 barcos se aglutinan en las afueras de la zona de jurisdicción ecuatoriana. Pero esto no es reciente, año con año en temporada de pesca constantemente los barcos procedentes de China acechan las zonas marinas protegidas. No sólo en Ecuador, también en México y otras naciones, causando controversias y poniendo de cabeza los sistemas de protección de la biodiversidad.

barcos pesqueros China Galápagos
Alliance DPA

El problema radica en que mientras los barcos pesqueros no crucen la línea de jurisdicción, poco se puede hacer para obligarlos a retroceder. Con anterioridad, uno de los barcos chinos se metió dentro de la zona prohibida y las autoridades intervinieron de inmediato. En aquella ocasión, incautaron 300 toneladas de aletas de tiburón y la nave se confiscó para uso de la logística de abastecimiento a favor del archipiélago. Sin embargo, este año los cientos de barcos se mantienen en la línea fuera del área de vigilancia ecuatoriana, por lo que no hay mucho que se pueda hacer.

barcos pesqueros China Galápagos

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, el procurador general del Estado Íñigo Salvador, el ministro de defensa Luis Gallegos y Oswaldo Jarrín, quien es presidente del Consejo de Gobierno de Galápagos, están al frente de las negociaciones. Pero ante la falta de hechos para intervenir política y legalmente, se aferran a la negociación bilateral y a la buena voluntad de China.

Apelar a la diplomacia y la vergüenza pública

Ya se han enviado advertencias a China a través de las embajadas, pero esta se niega a cooperar. Y la situación se complica ya que el gigante asiático se ha mantenido fuera de los alcances de las Naciones Unidas. Y ya que no hay posibilidad de resolver el conflicto de manera coactiva, las autoridades han decidido reunirse con los gobiernos de países circundantes que también se han visto afectados. Perú, Chile, Colombia, Panamá y Ecuador se reunieron en el marco de la Comisión del Pacífico Sur, para discutir el tema. Derivado de este encuentro se formó un equipo de trabajo de expertos para intentar encontrar otras vías de solución.

pesca ilegal

“Es una situación difícil si China se niega a colaborar. No es signataria de la Convención del Mar sobre pesca ilegal. Aquí de lo que se trata es de hacer presión contra un país muy grande que tiene veto en las Naciones Unidas para que sienta vergüenza pública. Porque, de manera coactiva, es muy complicado”, dijo Roque Sevilla, miembro del equipo.

Lamentablemente parece que la situación se encuentra en un punto muerto. No se puede proceder para retirar a los barcos pesqueros del archipiélago Galápagos y China se niega a cooperar. No obstante, entre más tiempo pasa, más vidas de especies en peligro de extinción se pierden.

Sigue leyendo: FAO lanza el primer tratado mundial contra la pesca ilegal