El sentido de orientación de las aves migratorias ha estado en el foco de interés desde hace décadas. Incluso el propio Albert Einstein hizo su propia teoría al respecto, que compartió con el famoso etólogo Karl con Frisch. Pero con el tiempo los investigadores han ido poco a poco descifrando cómo es que funciona esta ‘sexto sentido’ de las aves y ahora una reciente investigación reveló que algunas especies de ave poseen una brújula cuántica en sus ojos, mucho más precisa que cualquier GPS.

pajaros-vuelo-orientacion-campos-magneticos

Las aves migratorias recorren grandes distancias para trasladarse de un sitio a otro. Pero el gran enigma es cómo se orientan y logran salir bien libradas de perderse en la vastedad del planeta. Nueva evidencia sugiere que las aves poseen una brújula cuántica en sus ojos para navegar grandes distancias sin perderse. Y esta sería mucho más precisa que cualquier tecnología desarrollada por el hombre.

Así como sucede con diversas especies que poseen grandes cualidades para orientarse, como la ecolocalización de los delfines, ballenas y murciélagos, investigadores de la Universidad de Lund, Suecia, pensaron que las aves podrían tener también un sistema integrado en su naturaleza que les permitiera desplazarse sin perderse del camino. Desde hace décadas sabemos ya que las aves utilizan el campo magnético para orientarse. Sin embargo, no estábamos seguros de cómo podría darse esta orientación, pero los investigadores aseguran que se trata de un sistema especializado similar a una brújula cuántica, que les ayuda a leer el campo magnético.

aves brújula cuántica

Imanes microscópicos 

La naturaleza de sus capacidades, les permite distinguir el norte del sur y opera bajo el principio de un sensor magnético que estaría en sus ojos. Los especialistas decidieron nombrar a esta cualidad como brújula cuántica, ya que trabaja a niveles de átomos y electrones. Pero, ¿cómo llegaron a esta conclusión? Probaron en laboratorio retinas de la especie Erithacus rubecula (pelirrojos europeos) para analizar cómo reaccionaban ante campos magnéticos controlados.

aves migratorias brújula cuántica

La hipótesis de los investigadores es que la proteína CRY4 es la responsable de que procesos asombrosos se detonen en sus retinas. Por lo tanto, la precisión de sus brújulas cuánticas dependerá la cantidad de esta proteína en sus ojos. El mecanismo se activa cuando los electrones solitarios comienzan a funcionar como imanes microscópicos, con base en el fenómeno spin.

aves brújula cuántica

También descubrieron que mientras más luz azul percibe el ojo de estas aves, mayor cantidad de proteína CRY4 producen. Y aunque ahora sabemos que las retinas de algunas aves migratorias son sensibles a la luz azul, todavía no estamos seguros de cómo ven el mundo estos animales. Ya que sigue siendo difícil imitar las condiciones internas de los ojos de las aves de manera artificial. Lo que sí es que los resultados de esta investigación confirman una vez más que las líneas de campo magnético inciden en el comportamiento de las aves. Una teoría que ya venía manejándose muchas décadas atrás, sólo que ahora sabemos que lo hacen a través de una brújula cuántica en sus ojos.

Referencias:
Xu, J. Jaroche, E. Zollisch, T. Konowalczyk, M. Henbest, K. Richert, S. (2021). Magnetic sensitivity of cryptochrome 4 from a migratory songbird. Nature. DOI

Sigue leyendo: La carta de Einstein que confirma el “sexto sentido” de orientación en las aves