Australia es un rincón especial, cuenta con una biodiversidad que no se asemeja a ningún otro lugar en el planeta. Gracias al clima y la geología peculiar de la isla, es el hogar de miles de especies que no es posible encontrar en ningún otro ecosistema. Por ello, se ha convertido en un lugar sumamente importante donde la conservación de especies endémicas es prioridad. Sin embargo, este país está diseñando una estrategia de exterminio contra millones de gatos salvajes para evitar la extinción de especies endémicas amenazadas por estos felinos. 

No obstante, los incendios forestales y las consecuencias del cambio climático, amenazan constantemente la biodiversidad de la isla. Aunque existe otro factor de riesgo introducido por el hombre; los gatos.

Los pequeños felinos llegaron a Australia en 1788 cuando los primeros barcos ingleses desembarcaron en las costas de la isla con intenciones colonizadoras. A partir de ahí, el flujo de navíos ingleses hacia aquel sitio, introdujo poco a poco a especies de gatos que se instauraron a lo largo y ancho de lo que ahora es Australia.

gatos-australia
Unsplash

Las especies introducidas por el hombre en muchas ocasiones generan problemas graves al ecosistema y esta no es la excepción. La multiplicación de los gatos salvajes ha puesto en jaque a la fauna endémica, al grado de que el gobierno australiano está planteando una estrategia para disminuir su población.

Gatos silvestres ponen en riesgo la fauna endémica

Los gatos alrededor del mundo son considerados animales de compañía a los que muchos guardan un cariño especial. Por supuesto que Australia también tiene esta costumbre. El problema reside en los 20 millones de gatos salvajes, lo que supera en número a cualquier otro depredador nativo.

gatos-australia-exterminio

Los gatos ferales cazan millones de reptiles y aves endémicas diariamente. Sin duda esto representa un riesgo para especies que se encuentran amenazadas y que sólo habitan en Australia. Investigaciones estiman que los gatos salvajes están relacionados con la muerte de 2 mil millones de animales. Además, se les asocia con la extinción de 25 especies de mamíferos y han puesto en riesgo a otras 124 especies endémicas de la isla.

Las cifras son alarmantes y por esta razón, el gobierno australiano busca diseñar una nueva estrategia para reducir en gran medida la población de gatos salvajes. Con anterioridad ya se habían implementado medidas de exterminio relacionadas a la cacería. No obstante, esta estrategia levantó polémicas a largo y ancho del globo terráqueo. En esta ocasión, la situación es la misma, Australia está en medio de la polémica entre proteger a la vida endémica y reducir la población de gatos salvajes.  

Sigue leyendo: “Caught by cats”: cada año 1,768 millones de aves pierden la vida por gatos callejeros