“Ataque sónico” a embajada de EU en Cuba fue provocado por… grillos

Un misterioso “ataque sónico” ocurrido en la embajada estadounidense en Cuba pudo deberse a la canción de grillos, según afirma una investigación.

A finales de 2017, la embajada de Estados Unidos en La Habana, Cuba, retiró de la isla a gran parte de su personal no fundamental a causa de un misterioso malestar: tenían dificultades auditivas y cognitivas, provocadas por un agente desconocido. Los medios y el gobierno llegaron a suponer que se trataba de un “ataque sónico”, provocado por algún tipo de arma hasta entonces desconocida.

Sin embargo, la explicación parece ser mucho más sencilla. Dos científicos analizaron las grabaciones del personal de la embajada, y concluyeron que puede tratarse del zumbido del grillo de cola corta, o grillo caribeño, muy común en la isla y en todo el Caribe.

Alexander L. Stubbs del Departamento de Biología Integrativa de la Universidad de California en Berkley, y Fernando Montealegre-Zapata, de la Facultad de Ciencias de la Vida de la Universidad Lincoln de Inglaterra, contrastaron grabaciones divulgadas por la agencia noticiosa AP del ruido de la embajada con una base de datos de diversos insectos

grillo-cola-corta-ataque-sonico
Grillo caribeño (antimperialista)

La canción de llamada del grillo de cola corta de las Indias (Anurogryllus celerinictus) coincide, con detalles matizados, con la grabación de AP en cuando a la duración, la frecuencia de repetición del pulso, el espectro de potencia, la estabilidad de la frecuencia del pulso y las oscilaciones”.

Aunque el trabajo no ha sido publicado aún en ninguna revista científica, los investigadores afirmaron que las grabaciones mostraron una caída de frecuencia en los pulsos individuales, lo que constituye una evidencia acústica suficiente para afirmar que se trata de los grillos, y no de un arma “sónica”, como se dijo en años anteriores.

Los científicos también señalaron que los sonidos de los grillos “no son físicamente peligrosos y no constituyen un ataque sónico”, aunque previnieron sobre que no puede descartarse un ataque de otro tipo que pueda explicar los malestares del personal de la embajada, que iban desde mareos y ansiedad hasta confusión mental.

El incidente muestra que la naturaleza puede intervenir de formas insospechadas en las relaciones diplomáticas entre países en pugna. Aunque Estados Unidos normalizó sus relaciones con Cuba durante la presidencia de Barack Obama, la administración de Donald Trump atacó al gobierno cubano por el incidente, e incluso expulsó a diplomáticos cubanos de sus sedes en Estados Unidos como represalia.



Tailandia es el destino de hoy: 5 lugares de este país que todos morimos por visitar

Este paraíso es quizá la mejor opción para viajar si estás pensando en lanzarte a la aventura asiática.

Tailandia es el noveno país que más visitantes recibe, según la Organización Mundial del Turismo. Se trata de un territorio que puede recorrerse de manera excéntrica –pues incluso cuenta con el mall más lujoso del mundo–, o de una manera alternativa; podríamos decir, quizá, más nómada.

Ésta última es quizá la mejor manera de recorrer Tailandia, pues sólo así es posible conocer lo más salvaje de su naturaleza e impregnarse del aura sagrada que caracteriza a este territorio asiático, donde el budismo se encuentra flotando en el imaginario colectivo y se hace presente en los templos y en los hogares por igual.

Y es que este país ha nutrido su cultura –y eso incluye sus creencias, sus tradiciones culinarias y su arquitectura– de todos los demás países asiáticos que lo rodean. Así, Tailandia se convierte en el mejor país de Asia para viajar pues, en caso de que no tengas tiempo de visitar a los titanes de este continente –como los son China o la India–, en Tailandia encontrarás toda la riqueza que los caracteriza… y más.

por-que-visitar-tailandia-mejores-destinos-asia-2

Otra razón de peso para visitar Tailandia es que tu viaje puede convertirse en una inesperada aventura ética, pues si algo distingue a muchos de los ecosistemas de este país es que están poblados por elefantes. La difícil situación por la que pasan estos inteligentes animales ha decantado en la creación de muchos santuarios, a los que puedes ir a ayudar. Esto dará a tu viaje algo más que un giro nihilista, ¿no crees?

Así que en Tailandia podrás empaparte de la cultura asiática, aprender más de budismo, recorrer territorios fantásticos y, si extrañas las grandes urbes, podrás ir a Bangkok a ver cómo se fusiona la tradición con la modernidad en esta ciudad que abruma a quien la visita por toda la variedad de actividades que se pueden realizar en ella. Razones para visitar este país de ensueño sobran, pero aquí te presentamos algunos destinos clave y qué es lo mejor que puedes hacer en ellos.

Ratchaburi

Cerca de Bangkok se encuentra esta provincia, donde podrás conocer más del arte marcial por excelencia de Tailandia, el Muay Thai. La ventaja es su cercanía tanto a la capital como a la provincia fronteriza de Samut Songkhram, que te acercará al entorno natural del sur, habitado por pescadores.

Lo mejor que puedes hacer es…

por-que-visitar-tailandia-mejores-destinos-asia

Visitar los mercados flotantes de ambas provincias. El de Damnoen Saduak en Ratchaburi es el más famoso. Ahí podrás encontrar todo tipo de ingredientes frescos, recorriendo cada puesto de bote en bote… una experiencia como no hay otra igual.

Isaan

Esta región al noreste se caracteriza por ser un misterio para la mayoría de viajeros. No se trata de un sitio turístico, pero en ella hay mucho que ver. Para empezar, el encantador lago de flores de loto rojas. Pero además podrás conocer al Tailandia profundo y lo mejor de su gastronomía.

Lo mejor que puedes hacer es…

por-que-visitar-tailandia-mejores-destinos-asia

Viajar al Kaho National Park, donde podrás viajar por el río en balsas de madera y conocer la flora y la fauna más característica de Tailandia.

Chiang Mai

Esta es la ciudad más grande en el norte de Tailandia, y el mejor lugar donde “estacionarte” si quieres visitar esta zona del país. Cuenta con 300 templos budistas, varias fiestas anuales, y una irresistible mezcla entre tradición y modernidad que no puedes dejar de conocer.

Lo mejor que puedes hacer es…

por-que-visitar-tailandia-mejores-destinos-asia

Visitar el Elephant Nature Park, un recinto que se dedica a rescatar y cuidar elefantes, una especie que está en peligro debido a su explotación para el entretenimiento en circos. Este santuario es uno realmente ético, y en él puedes alimentar, bañar y realizar recorridos con elefantes bebé. Sólo que para ello necesitas antes pedir un voluntariado en la página de Blua.

Chiang Rai

Esta es la ciudad más al norte de Tailandia, y sin duda uno de los destinos más tranquilos y con mejor clima del país. Es un destino obligado, además, si lo que quieres es un poco de excursión. Y no puedes perderte visitar el refulgente templo blanco, ni escalar el monte Phu Chi –quizá la mejor vista de Tailandia–.

Lo mejor que puedes hacer es…

por-que-visitar-tailandia-mejores-destinos-asia-2

Andar en bicicleta por el norte de Tailandia, porque alrededor de las áreas de Chiang Rai hay muchas rutas excelentes. La provincia de Mai Hong Son ofrece un gran circuito que puedes hacer comenzando en Chiang Mai y terminando en Pai, que es el próximo destino recomendado…

Pai

Pai es uno de los mejores destinos “alternativos” para los viajeros rupestres. Sigue siendo un sitio muy visitado, pero no es tan caótico como otras zonas rurales. Pai es un pueblo ubicado en el norte de Tailandia, enclavado en montañas verdes y rodeadas de cascadas donde puedes realizar senderismo.

Lo mejor que puedes hacer es…

por-que-visitar-tailandia-mejores-destinos-asia

Una excursión de un día a las cuevas de Tham Lot, donde incluso puedes nadar en cascadas y aguas termales. También puedes viajar en bicicleta y quedarte en un acogedor bungalow.

Imágenes: 1, 2, 4, 6, 7) CC; 3) flickr Roberto Faccenda; 5) flickr Evo Flash



“Vive para tus últimos tres minutos de vida” y otros 5 consejos vitales del gran Guillermo del Toro

El cineasta mexicano es un ejemplo de humildad y dedicación, y en esta conversación compartió algunas de sus ideas sobre lo que el cine le ha enseñado para la vida.

Se trata de un consenso más o menos general que el director de cine y ganador del Oscar, Guillermo del Toro, no solo es un genio cinematográfico, sino también un gran tipo. El director de La forma del agua, El laberinto del fauno o Hellboy, por mencionar algunos, no es ajeno a otras problemáticas sociales y vitales, y con gran sensibilidad ha mostrado caminos de cooperación y solidaridad.

Como cuando pagó los boletos de avión de un equipo infantil de matemáticas:

O cuando pagó la biopsia de una mujer que solo le pedía dar RT a un tweet:

Sus esfuerzos por apoyar causas y organizaciones  dan cuenta de que Del Toro tiene una ética que va más allá del trabajo cinematográfico, pero que parten de ahí, y que vale la pena conocer.

Vive sabiendo que eres mortal

El año pasado, cuando le concedieron un premio en el festival de cine de Málaga, Guillermo del Toro compartió con los asistentes algunas pautas que lo han impulsado en su vida y en su obra, y que pueden sintetizarse en esta extraordinaria cita: 

“Uno vive para los últimos tres minutos de su vida. No sé si habéis visto a alguien fallecer, pero la gente muere con absoluto terror o absoluta paz. Porque entonces ven su vida con absoluta desnudez y con la claridad completa de que se están yendo. Por eso piensa en tus decisiones, porque eso es lo que verás en ese momento. Porque todo lo que hagas volverá, y será en esos tres minutos. Yo a veces hago algo y pienso: ‘Para esos tres minutos”.

El cine es magia… o mejor dicho, alquimia

Estas palabras parecen más propias de un místico o un guía espiritual que de un cineasta. Aunque la comparación pueda ser chocante para algunos, otro director de cine y gurú de tiempo completo, Alejandro Jodorowsky, también tiene una veta espiritual que atrae más allá de sus películas.

Y es que, en palabras de Del Toro, “El cine no es química, es alquimia, es una multiplicación de símbolos”.

El símbolo (ya sea el monstruo, la doncella, el héroe o el villano) siempre desborda lo que esperamos de él. Es una intención artística pero también un reflejo del espectador. Del Toro tomó géneros “menores” en el cine, como el terror, y los utilizó como filtros para mostrar conflictos humanos muy profundos, como el odio racial y el peligro del autoritarismo. Ese es el tipo de alquimia al que se refiere: cuando logramos convertir el plomo en oro, o transformar una mentira en una verdad.

“El director recoge cosas inútiles para contar historias. Usamos mentiras para hacer una realidad.”

O como dice en el tráiler de su nuevo proyecto, Scary Stories to Tell in the Dark (2019), “Algunas personas creen que, si repetimos las historias lo suficiente, se vuelven realidad.”

El dinero es un estado mental

Y aunque el cine, comparado con artes como la poesía o la pintura, es un pasatiempo caro, el director mexicano también considera que el presupuesto de una película “es un estado mental: el dinero lo ves de manera distinta según tu estado de ánimo o tu edad. El cine con absoluto no existe: no existe el absoluto dinero ni la absoluta libertad. Dentro de lo que tienes, no te quedes quejándote de lo que tienes, sácale partido estructurando buen claro lo que necesitas. El instinto importa más que el dinero.

Aprender a fracasar

Sin embargo, no todo ha sido miel sobre hojuelas. El estado mental del presupuesto a veces supone una carga real que puede ahogar proyectos incipientes. Pero también del ahogo podemos extraer valiosas lecciones:

“Yo he escrito 11 guiones que no he filmado. Pero a todos los cineastas les pasa. De un fracaso aprendes un montón, de un éxito aprendes bien poquito. Tienes que hacer las paces con el fracaso. Lo único que tienes que ofrecerle al mundo son tus defectos y tus virtudes, y son importantes ambos.”

El accidente es un camino por explorar

Los directores de cine tienen que tener la cabeza en muchas cosas a la vez, y a pesar de sus esfuerzos sobrehumanos tampoco están exentos de los muy humanos errores. Pero entre la teoría y la práctica hay lugar para la experimentación y la sorpresa:

“En el guion tienes que tener claro hasta los movimientos de cámara porque debes haber preparado el decorado con ello. En todo caso hay que estar listo para que cuando ocurra una sorpresa puedas agarrarla. El accidente está ahí para que lo tomes como oportunidad.”

¿Qué te parecen estos consejos vitales de Guillermo del Toro? ¿Cuáles aplicarías en tu propia vida? Nos encantaría conocer tu opinión en los comentarios.

 

*Imagen principal: Gage Skidmore