Gracias a la profunda conexión que tenemos con el espacio, los astrónomos observan diariamente el profundo horizonte en busca de objetos o eventos nuevos y extraños. Esta vez los astrónomos captaron cuatro misteriosos objetos circulares, de los cuales tres son particularmente brillantes.

Como anillos suspendidos en el cosmos, los objetos circulares brillan en los extremos como aros de fuego. Las figuras circulares son bien conocidas en el mundo astronómico.

objetos-circulares-astronomos-espacio-cosmos
iStock

Generalmente, éstas suelen ser remanentes de supernovas o nebulosas planetarias. Asimismo, pueden surgir de artefactos alrededor de fuentes brillantes por errores de calibración en el universo. Sin embargo, los objetos circulares recientemente descubiertos no parecen pertenecer a ninguno de estos eventos conocidos por la ciencia. 

 

Las pistas sobre los objetos circulares en el espacio

Los círculos se detectaron por primera vez a través de datos recopilados en el mapa evolutivo del universo a finales de 2019. Con ayuda del Pathfinder (un conjunto de radiotelescopios supersensibles dispersos por el mundo) se observó un primer círculo extraño y débil. Después apareció otro, al cual se le unió uno más. Poco después apareció otro círculo y los astrónomos comenzaron a investigar esta extraña coincidencia.

Una de las características de estos círculos es que son completamente invisibles en las longitudes de rayos X, ópticas o infrarrojas. Por suerte, son visibles dentro de la longitud de onda de radio. Así es como se pudieron captar los objetos circulares en el espacio, a través de señales de radio.

circulos-objetos-celestes-espacio-cosmos

Parte del equipo de científicos considera que los círculos son resultado de algo que posiblemente está fuera de la Vía Láctea, algo así como una onda de choque esférica gigante de algún evento masivo. Es posible que los círculos sean una nueva categoría de fenómeno. Algunos piensan en chorros de radiogalaxia o un blazar, pero nada está definido.

Sin duda, este es un caso intrigante para los astrónomos. Hay muchas posibilidades para explicar este fenómeno, pero ninguna lo suficientemente certera. Los científicos creen que se necesita un poco más de tiempo para encontrar el verdadero origen de los objetos circulares en el espacio. No obstante, se necesitará de un radiotelescopio realmente avanzado para descubrirlo.

 

Sigue leyendo: Calendario astronómico de julio: los eventos del universo para la segunda mitad del año