Bennu es un asteroide de 490 metros –más grande que el Empire State– que fue descubierto en 1999. Este cuerpo celeste pasa a tan sólo 300,000 kilómetros de distancia de nuestro planeta, a una vertiginosa velocidad de 100,000 kilómetros por hora, por lo cual es considerado un “asteroide potencialmente peligroso“.

Por eso, sobre Bennu pesan apocalípticas creencias, mismas que pronostican el fin de la Tierra.

Pero no hay de qué preocuparse, o por lo menos no en el futuro próximo. Según la NASA, hay 1 probabilidad entre 2,700 de que este cuerpo celeste impacte a nuestro planeta durante este siglo, entre los años 2175 y 2196. Además los astrónomos aseguran que, en caso de suceder, el impacto de Bennu no sería mortífero.

La NASA ha informado que el 14 de febrero Bennu estará muy cerca de Marte.

bennu-asteroide-visible-14-febrero-2019

A través de la sonda OSIRIS-REx, que aterrizó en diciembre de 2018 en Bennu, los astrónomos han podido conocer mejor a este asteroide, el cual se encuentra casi intacto –a pesar de sus 4,500 millones de años de existenciay que se cree que aloja agua en su interior. Es gracias a estas investigaciones que los astrónomos saben exactamente en qué lugar del universo estará Bennu.

Esta reliquia cósmica aparecerá a la derecha de Marte –esto es, al este de nuestra atmósfera–, aproximadamente a un puño de distancia, y será visible con telescopio la noche del día 14 de febrero a las 20:00 horas en el hemisferio norte (2:00am UTC).

Así que te recomendamos aprovechar la ocasión y agendar tu cita con el cosmos. Si tienes pareja o un amigo con quien ir, ¿qué mejor que festejar el amor admirando juntos el universo? Aprovecha y ve a un lugar alejado de la ciudad armado de tu telescopio, unas cobijas y algunos snacks saludables, y reconéctate en pareja con el cosmos.

Puedes hacerle la invitación personalizada a tu pareja o amigo con las postales que la NASA ha hecho para celebrar el 14 de febrero y el arribo de la sonda OSIRIS-REx a Bennu: