Esta no es la primera vez que los científicos llegan a tal conclusión. Ya se sabía que la mayoría de las personas que van regularmente a conciertos afirman sentirse más felices en sus vidas. Y ahora, un nuevo estudio ha concluido que asistir frecuentemente a conciertos puede aumentar la vida de una persona hasta en 9 años.

asistir-conciertos-frecuencia-alarga-vida-salud musica

La investigación de O2 y Patrick Fagan, experto en ciencias del comportamiento de la Universidad Goldsmiths de Londres, revela que existe una correlación positiva entre la frecuencia de asistencia a conciertos y el bienestar de un individuo. 

asistir-conciertos-frecuencia-alarga-vida-estudio

Según el estudio, los que acuden a conciertos en vivo una vez cada 15 días o más son los más propensos a calificar su felicidad, satisfacción, productividad y autoestima en el más alto nivel (10/10), lo que sugiere que disfrutar de la música en vivo también es clave para sentirse mejor.

La música en vivo aumenta la autoestima, la cercanía con los demás y, especialmente, la estimulación mental, lo cual contribuye a la sensación de bienestar.

Estas sensaciones de bienestar se midieron usando pruebas psicométricas y de frecuencia cardíaca. Experimentar un concierto por sólo 20 minutos puede aumentar en un 21% la sensación de bienestar. La recomendación de la investigación es que un concierto cada 2 semanas llevará la felicidad, la satisfacción, la productividad y la autoestima al más alto nivel.

asistir-conciertos-frecuencia-alarga-vida-salud musica

 

Sobre la estimulación cerebral y su origen en el ritmo

El neurólogo Oliver Sacks afirmaba que “nuestros sistemas nerviosos están exquisitamente afinados por la música”. En su libro Musicofilia, Sacks insiste en el poder de la musicoterapia como una medicina para el alma.

La musicoterapia es tan poderosa que incluso puede curar cuadros severos de neurosis, como la producida en los soldados por el atroz ritmo de las guerras. Es un tipo de medicina que se puede autorrecetar: sólo depende de que elijas un buen concierto.

Y claro, para mejores resultados, no te olvides de utilizar tapones para los oídos si estás muy cerca del escenario, y evita colocarte cerca de las bocinas.

¿Ya tienes la fecha de tu próximo concierto?