¿Existe la vida después de la muerte? Para Shiv Grewal, sí. El actor londinense sufrió un paro cardíaco masivo, fue declarado muerto por 7 minutos, después revivió y ahora plasma lo que vio en sus pinturas. 

Hace 5 años, cuando tuvo el paro cardíaco, los paramédicos lograron hacer que su corazón volviera a latir, pero durante 7 minutos permaneció sin vida. Grewal los describe como un “viaje cósmico” en donde pudo elegir entre la vida y la muerte:

Estaba consciente de que mi cerebro se estaba muriendo y gritando por ayuda. Pero, al mismo tiempo, sentí cosas completamente separadas de mi cuerpo. Era como si estuviera en un vacío, pero podía sentir emociones y sensaciones.

 

Dice que en cierto punto tuvo miles de posibilidades para elegir regresar, como una reencarnación, pero las rechazó y decidió volver como él mismo. Grewal comparte que la experiencia fue como soñar despierto:

En un momento dado, viajaba sobre la luna y podía ver meteoritos y todo el espacio.

 

Durante 1 mes después del paro cardíaco fue puesto en coma inducido, debido a la falta de oxígeno que sufrió en el cerebro, lo que le provocó epilepsia. Como ha sido incapaz de regresar a los escenarios, Grewal ahora se dedica a pintar lo que observó en la vida después de la muerte. Intenta contar su experiencia a través del arte.