PUBLICIDAD

ARTE

Este fotógrafo abandonó su trabajo para contarnos historias encantadoras sobre el mundo (📸)

Peter Yan es un viajero y narrador visual. Un contador de historias enigmáticas en las cuales la cultura local y la cotidianidad y sus colores toman relevancia como parte de un escenario distante y precioso. Yan quiere acercarnos a escenarios paralelos del día a día que, por desconocidos, capten nuestro asombro por la vida humana. 

Esta vez, una particular fotografía de la localidad de Yangshuo en China provocó el interés de miles de usuarios en las redes: la imagen de un pescador que posa sobre su balsa de madera listo para iniciar su trabajo, mientras sus dos pájaros cormoranes lo acompañan. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

[caption id="attachment_76543" align="aligncenter" width="1200"]

Peter Yan[/caption]

La pesca cormorán es una técnica ancestral arraigada en las más profundas raíces de China, Japón y Corea: se practica en el río Li, al sur de China, en donde las aves se encargan de recolectar los peces y llevarlos de vuelta al bote; un trabajo en equipo que no falla gracias al previo entrenamiento de las aves. 

[caption id="attachment_76540" align="aligncenter" width="1080"]

Peter Yan[/caption]

La dinastía Sui describe el desarrollo de este tipo de pesca durante su mandato como una industria muy lucrativa; sin embargo, hoy en día es un atractivo turístico que Peter Yan logró capturar con un toque muy singular, trayendo de vuelta la tradición a los ojos de los espectadores. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

[caption id="attachment_76546" align="aligncenter" width="1200"]

Peter Yan[/caption]

Las montañas, el río, los árboles y los cultivos de arroz y naranjas resaltaron el arte de la pesca natural y así quedaron fuera las máquinas, los grandes botes pesqueros y la crueldad animal. Aquí, en Yangshuo, el hombre y las aves trabajan en equipo con un mismo propósito. 

Sólo se necesita mirar con mayor detenimiento y prestar atención a la tradición que se encuentra detrás de las grandes ciudades y las nuevas tecnologías.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Peter Yan no es el fotógrafo experimentado que todos creían; con tan sólo 3 años fotografiando paisajes como un hobby, ha encontrado joyas en muchos lugares a través de su cámara. 

Con un empleo formal y, por otro lado, con la fotografía como pasatiempo, Yan decidió, poco a poco, que viajar por todo el mundo y capturar esos momentos era lo que quería hacer el resto de su vida. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

 

Quedarse o avanzar: el arrepentimiento es una posibilidad

No es fácil abandonar un trabajo estable, pero para Peter no fue así. En cambio, su más grande temor era arrepentirse de no intentarlo, quedarse conforme con su trabajo hasta convertirse en viejo y jamás sentir la libertad de viajar sin tener que cumplir con una jornada laboral. 

[caption id="attachment_76548" align="aligncenter" width="573"]

DJI[/caption]

La experiencia lo vale. Este joven fotógrafo se dio la oportunidad de documentar la belleza visual y los momentos especiales que vive en cada lugar que visita, para después compartirlos con el resto del mundo.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Esta vez Peter Yan eligió China porque considera que es uno de los países con mayor diversidad cultural y natural, y con unos paisajes extraordinarios. Con una historia de más de 3,000 años, China y sus pueblos permanecen casi intactos en la memoria de sus habitantes. 

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD