Nacemos, vivimos y morimos. Se trata de la simple cadena de cada ser vivo. Pero estas etapas contienen un enlace fuerte entre ellas: la continuidad. Las esculturas de Stephanie Kilgast simbolizan eso: la subsistencia de la vida y la muerte, o como decía Antoine-Laurent de Lavoisier: “La materia no se crea ni se destruye, sólo se transforma”.

En asociación con el ilustrador Miles Johnston, la artista Stephanie K. desarrolló una serie de 12 esculturas que retoman la descomposición de la materia a través de la representación de los hongos y corales colapsados frente a la pálida presencia de una mujer que abraza fuertemente el sentimiento de pérdida.

Las deformes figuras de coral gotean anunciando la desintegración, pero en algunos bordes la naturaleza se niega a morir. Stephanie reconoció que los hongos y corales debían de tener algo de vida “porque, pase lo que pase, la vida siempre continúa. Incluso si es a nivel bacteriano”.

También en Ecoosfera: El origen de la vida es poesía pura y demuestra que todo está conectado

 

El arte de la vida y la muerte en la naturaleza

Solemos llorar la muerte de personas, de aquellos que compartieron con nosotros el mundo. Sin embargo, hay otras cosas que damos por muertas porque creemos que es parte de la evolución natural. La extinción masiva o emergencia climática está sucediendo, y la mujer de las esculturas llora por ello: la pérdida de la naturaleza.

El asombro por la comunidad ecológica es el antídoto que el planeta necesita. Esta técnica que promovía Rachel Carson, mujer pionera de la conciencia eco, alimentaba a los seres humanos con una sed de maravillarse por lo que conforma el planeta: bosques, ríos, icebergs, océanos, selvas, desiertos, etcétera.

Así como Carson impulsó la conciencia eco para enfrentar el exterminio de los ecosistemas, Stephanie Kilgast seduce al ser humano para obligarlo a pensar en la pérdida y la posible regeneración bacteriana que le otorga una esperanza a la vida.

escultura-vida-muerte-verde
Stephanie Kilgast
escultura-vida-muerte-verde-stephanie-kilgast
Stephanie Kilgast
escultura-vida-muerte-stephanie-kilgast
Stephanie Kilgast
escultura-vida-muerte-stephanie-kilgast-purpura
Stephanie Kilgast
escultura-vida-muerte-stephanie-kilgast-esculturas
Stephanie Kilgast

 

Sigue leyendo: La verdadera riqueza está en la Tierra: Rachel Carson en defensa del medioambiente