Nuestras manías en las redes sociales (Ilustraciones)

Ilustradores, fotógrafos y diseñadores exhiben las manías y traumas emocionales que compartimos en redes sociales.

Cuando el filósofo y futurista Terence McKenna vislumbró el futuro en la era digital, no descartó la presencia de una clase de narcisismo; sin embargo, se inclinó lealmente a la idea de que la tecnología digital podría convertirse en un lenguaje para renovar nuestra conciencia.

Hoy, las redes sociales son una especie de herramienta adherida al cuerpo y la mente. A través de ellas podemos acceder a la información de vida de otra persona, casi como un canal telepático. Es, por así decirlo, el medio de comunicación con el que siempre soñamos, a un grado no tan lejos de la utopía (o distopía). 

La evolución digital ha inspirado a toda clase de interacción humana del mundo real, pero tal es el grado de influencia que a veces no es posible distinguir lo natural de lo enfermizo. 

Recientemente un grupo de ilustradores y otros artistas visuales se unieron al vasto cartel de arte inspirado en la cotidianidad digital, realizando obras especialmente inspiradas en las manías a las que nos han orillado estos canales.

arte ilustraciones redes sociales artistas plasman comportamiento
Paolo Beghini

Así que no es extraño comenzar a hablar de trastornos provocados por las redes sociales (liderados, en buena medida, por la ansiedad y la depresión causada por obsesión), o que existan generaciones enteras cuya comunicación se ha limitado al lenguaje de memes y emoticones. Muchos dirán que Facebook es una especie de holograma de nuestra prisión mental; de cómo somos capaces de idear nuevas formas de esclavizarnos. Otros se orillan a la esperanza de McKenna, viendo en estas redes de comunicación digital una forma de acceder a otro nivel de conciencia.

Sea cual sea tu postura, te compartimos a continuación estas agudas y muy brillantes piezas de arte visual que exploran, con una franca honestidad, nuestro día a día en Internet: adicción, autoestima, celos, búsqueda de validación y malos hábitos, por mencionar sólo algunas cosas. Mike Campau, Andrei Lacatusu, Sharmelan Murugiah, Paolo Beghini, Ben Fearnley e Igor Kozack son algunos de los artistas:

arte ilustraciones redes sociales artistas plasman comportamiento
Ben Fearnley
arte ilustraciones redes sociales artistas plasman comportamiento
Ben Fearnley
arte ilustraciones redes sociales artistas plasman comportamiento
Andrei Lacatusu
arte ilustraciones redes sociales artistas plasman comportamiento
Mike Campau
arte ilustraciones redes sociales artistas plasman comportamiento
Mike Campau
arte ilustraciones redes sociales artistas plasman comportamiento
Ben Fearley
arte ilustraciones redes sociales artistas plasman comportamiento
Sharmelan Murugiah
arte ilustraciones redes sociales artistas plasman comportamiento
Igor Kozack

 



Una pareja reforestó todo un bosque como proyecto de vida (este fue el resultado) 🌲

Y ahora es refugio para cientos de animales en peligro de extinción.

La vida en pareja es indisociable de los proyectos a mediano y largo plazo. Toda relación requiere de que se forme un proyecto de vida en común que dé sentido a la existencia compartida.

Pero existen muy pocos casos donde un compromiso de amor muto se vea nutrido por una labor tan noble como la realizada por Léila y Sebastião Salgado, una pareja que en 20 años reforestó un bosque tropical en Minas Gerais, al sureste de Brasil.

Ahí había vivido Sebastião durante su infancia y juventud. En la preparatoria conoció a Léila, y ambos llegaron a vivir en París y en Londres, ya que su país pasaba por tiempos convulsos. Durante ese tiempo Sebastião estudió economía y estuvo a punto de trabajar para el Banco Mundial. Pero intempestivamente decidió que lo suyo era la fotografía, y su trabajo como fotoperiodista lo llevó a África, donde documentó el terrible genocidio de Ruanda.

Cuando por fin la pareja pudo volver a Brasil tras el fin de la dictadura, y desgastado de tanto documentar el sufrimiento humano, Sebastião se encontró con que en su antiguo hogar también había ocurrido un genocidio. Sólo que éste fue perpetrado contra la naturaleza: ya no había bosque en Valle del Río Doce. Quedaba un yermo territorio sin vida animal a la vista.

Pero cuando todo parecía perdido, Léila le propuso a su compañero hacer de la reforestación de Valle del Río Doce su proyecto de vida. Y así fue como dieron inicio, en 1998, a un proyecto que implicó la creación de una organización ambiental, llamada Instituto Terra, la cual ha fomentado, desde entonces, el desarrollo sustentable de esta zona.

Antes y después del bosque en Valle del Río Doce:

pareja-reforesta-bosque-reforestacion-masiva-brasil-conservacion-ambiental

Casi 3 millones de árboles fueron plantados.

Ahora, este santuario es hogar de cientos de especies en peligro de extinción, entre ellas aves, mamíferos, anfibios y reptiles, además de casi 300 árboles distintos. Pero nadie los llevó ahí: ellos simplemente regresaron al bosque que les había sido arrebatado debido a la deforestación masiva y otras intromisiones humanas.

La labor de esta pareja se ha extendido más allá de los confines de Valle del Río Doce y Minas Gerais, y ha permeado hasta otros estados de Brasil que comparten este gran territorio natural que es el bosque atlántico, y que se extiende hasta Paraguay y Argentina. Además, desde el año 2002 cuentan con una escuela medioambiental, y hasta diciembre de 2012 se desarrollaron más de 700 proyectos de desarrollo sustentable, conservación y restauración.

En el siguiente corto documental puedes ver más de este proyecto, que sin duda es un hermoso ejemplo de cómo dar sentido a la existencia compartida. Si quieres saber más de la labor fotográfica de Sebastião Salgado –y en caso de que no lo hayas visto–, puedes ver el maravilloso documental La Sal de la Tierra, hecho por su hijo, Juliano Ribeiro Salgado.

 

*Imágenes: 1) Luiz Maximiano; 2) Instituto Terra



Ilustraciones (a gran escala) que diagnostican la oscuridad por la que pasa la humanidad

El arte no sería lo que es sin su carácter confrontativo y retador. Stuart McReath emplea sombras rígidas para ilustrar temas de leyes de armas, pruebas escolares y la pena de muerte.

Las ilustraciones de alto contraste de Stuart McReath emplean sombras rígidas que otorgan una calidad casi tridimensional a sus escenas imaginadas.

McReath también usa dramáticas yuxtaposiciones de escala y metáforas visuales, como un médico que determina el “bienestar” de una sociedad con un estetoscopio.

Muchos de los trabajos que se muestran aquí se crearon como imágenes editoriales para artículos sobre cuestiones sociales, como las leyes de armas, las pruebas escolares y la pena de muerte.

Estas ilustraciones nos hacen preguntarnos cómo los ritmos acelerados esculpen nuestra percepción de la vida, qué tan solos nos sentimos en un espacio tan poblado como pueden ser las ciudades (o qué tan lejos estamos de llegar a entender y disfrutar de nuestra propia soledad) y hasta dónde la tecnología ha logrado moldear nuestro carácter.

Cada vez más artistas como McReath utilizan sus creaciones para transmitir mensajes críticos, que actualmente quizá sean más necesarios que nunca antes.

En medio de la voracidad de nuestro mundo y de todas las cosas que no van bien en él, es casi una necesidad que exista este tipo de arte.

Sin embargo, Stuart McReath logra armonizar sus creaciones haciéndolas ir de la crítica a la fantasía, de lo pavoroso a lo sublime, convirtiendo su obra en un extenso surtido de posibilidades.

McReath vive en Hampshire, Reino Unido, y ha sido galardonado como “Mejor ilustrador británico” por la Asociación de Ilustradores de su país.

Te compartimos estas agudas y muy brillantes piezas de arte visual que exploran, con franca honestidad, nuestro día a día: adicción, autoestima, celos, búsqueda de validación y malos hábitos, por mencionar sólo algunas cosas.

stuart-mcreath-ilustracion-problemas-sociales-diseno-seguridad-armas-pena-de-muerte Stuart McReath stuart-8-624x411@2x
Stuart McReath
stuart-mcreath-ilustracion-problemas-sociales-diseno-seguridad-armas-pena-de-muerte Stuart McReath stuart-8-624x411@2x
Stuart McReath
stuart-mcreath-ilustracion-problemas-sociales-diseno-seguridad-armas-pena-de-muerte Stuart McReath stuart-8-624x411@2x
Stuart McReath
stuart-mcreath-ilustracion-problemas-sociales-diseno-seguridad-armas-pena-de-muerte Stuart McReath stuart-8-624x411@2x
Stuart McReath
stuart-mcreath-ilustracion-problemas-sociales-diseno-seguridad-armas-pena-de-muerte Stuart McReath stuart-8-624x411@2x
Stuart McReath
stuart-mcreath-ilustracion-problemas-sociales-diseno-seguridad-armas-pena-de-muerte Stuart McReath stuart-8-624x411@2x
Stuart McReath
stuart-mcreath-ilustracion-problemas-sociales-diseno-seguridad-armas-pena-de-muerte Stuart McReath stuart-8-624x411@2x
Stuart McReath
stuart-mcreath-ilustracion-problemas-sociales-diseno-seguridad-armas-pena-de-muerte Stuart McReath stuart-4-624x527@2x
Stuart McReath
stuart-mcreath-ilustracion-problemas-sociales-diseno-seguridad-armas-pena-de-muerte Stuart McReath stuart-8-624x411@2x
Stuart McReath
stuart-mcreath-ilustracion-problemas-sociales-diseno-seguridad-armas-pena-de-muerte Stuart McReath stuart-8-624x411@2x
Stuart McReath