Con ímpetu y mucha creatividad, el ser humano busca la forma de preservar su presencia en la Tierra. Como un gran esfuerzo por evitar la gran extinción, científicos acudieron a la historia bíblica para inspirar un acto de supervivencia: el Arca de Noé en la Luna.

Las creencias y teorías científicas alrededor de la extinción de la vida en la Tierra han alimentado la necesidad humana de prepararnos para “el fin”. Como una de las especies más capaces de transformar su realidad, científicos propusieron crear el Arca de Noé para resguardar la vida terrestre en la Luna.

arca noe luna
NASA/Clouds AO/SEArch

De acuerdo con investigadores de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Arizona, el proyecto para construir el Arca de Noé lunar pretende resguardar 6.7 millones de especies en peligro de extinción.

Entre las especies del “Arca lunar” se encontrarán 5.1 millones de hongos, 0.3 millones de plantas y 1.3 millones de animales. Se pretende que cada especie de vida sea escondida en túneles de lava en la Luna, es decir, el arca sería el satélite de la Tierra.

arca noe luna

¿Por qué crear un “Arca de Noé” en la Luna?

Los científicos americanos consideran que los túneles de lava de la Luna son el lugar ideal para resguardar especies gracias a su excelente profundidad. Cada túnel puede llegar hasta 100 metros bajo la superficie lunar y esto ayudaría a proteger las especies de las radiaciones solares, meteoritos y otras condiciones cósmicas.

Pero, el objetivo no es crear túneles aleatoriamente. El proyecto contempla ascensores que darían acceso al interior de cada túnel de lava, en esos túneles habrá una serie de módulos de conservación de 10 metros de largo que mantendrán a cada especie bajo una temperatura de -180°C.

arca noe luna
Universidad de Arizona

Los módulos se interconectarán y tendrán un laboratorio de análisis que periódicamente avalará el estado de las muestras genéticas de las especies. Todo esto se mantendrá con una plataforma de paneles solares en la superficie y una comunicación constante con la Tierra.

El objetivo será crear un banco de especies muy parecido al que se encuentra en el círculo polar ártico en Noruega. La famosa “bóveda del juicio final” es un depósito que resguarda alimentos de todo el mundo y el Arca de Noé de la Luna busca lo mismo, pero con vida terrestre.

La exploración lunar y otros obstáculos

Sin duda todavía hay algunos retos para crear el Arca de Noé en la Luna. En primer lugar, los túneles de lava necesitan mayor exploración, así como la llegada segura a la Luna de todas estas especies de vida. Además, el costo de la creación del arca será todo un reto para cualquier agencia espacial. Después de todo, los científicos calcularon que se necesitaría alrededor de 250 viajes espaciales para llegar a completar el arca.

Evidentemente el Arca de Noé en la Luna será todo un reto para la humanidad, pero ¿será que antes de preocuparnos por resguardar la vida en la Luna debamos resguardar la vida que ahora rodea al ser humano?

arca noe luna exploracion

Sigue leyendo: Después de mil millones de años el oxígeno de la Tierra desaparecerá (y también casi toda la vida)